miércoles, 7 de diciembre de 2016

LAS DOS CARAS DE LA VERDAD. (PRIMAL FEAR) (1996)

Esta es la película de abogados por excelencia. Trata asuntos cómo hasta qué punto una enfermedad mental es un atenuante, los límites del secreto profesional y la maleabilidad de los jurados.
Martin Vail (Richard Gere) es un mal ejemplo de abogado. Es marrullero, adicto a los titulares de prensa vistosos y arrogante. No cree en que lo que hace sea positivo y eso marca la relación con su trabajo. "Si vuestras madres os dicen que os quieren pedid una segunda opinión. Si quereis justocia id a una casa de putas (sic) y si quereis que os jodan id a los tribunales". Sabe que los abogados y los políticos tienen mala prensa en Chicago y eso lo convierte en un arma para ganar sus procesos.
El monaguillo Aaron Stampler (Edward Norton) es detenido mientras huye con las zapatillas ensangrentadas de una escena del crimen. En el bolsillo lleva el anillo del arzobispo Rushman. Vail decide defenderlo porque es el caso mediático de la temporada, pero poco a poco queda prendado de un muchacho inocentón, tartamudo... y con un supuesto transtorno de doble personalidad. Aaron es débil y cuando lo presionar recurre a su alter ego alternativo, el violento Roy.
Vail se verá en medio de una tormenta de presiones políticas de las autoridades irlandesas de Chicago, de mentiras por parte de Stampler, tratando de defender a Aaron de una trama donde asoman los abusos sexuales y la desaparición de una monaguilla, Linda.
¿Ganará este caso, en el que además, se enfrenta a su ex pareja, Janet Venables? ¿Debe ganarlo? Un hombre con dos caras a veces olvida cual es la real.

Spoiler; no leas si quieres saber demasiado:

El transtorno por personalidad múltiple no existe. Si existiera ya habríamos visto pacientes en el telediario, y no es el caso.
Si tienes una enfermedad mental y matas a alguien vas a prisión. No es un eximente. Los psiquiatras forenses solo tratarán de dilucidar si distingues lo real de lo imaginario. Nada más.
Es sorprendente la cantidad de películas que se han rodado en Estados Unidos sobre un transtorno inexistente.

Para ver:
Escenas del filme. Banda sonora de Dulce Pontes: Cançon do mar.

https://www.youtube.com/watch?v=vSXV1nBpM_s 

No hay comentarios:

Publicar un comentario