sábado, 14 de enero de 2017

Luces y sombras del padrecito Stalin.

La política no es una profesión limpia. El político tiene que ponerse bajo el microscopio y dejarse escrutar y juzgar por personas que casi siempre no tienen todos los datos sobre el por qué de sus decisiones. Opinar es gratis. También se espera que se ocupe de todo, que lo solucione todo, que se convierta el demiurgo de no sé que especie de paraíso social. En el caso de los políticos con discurso nacionalista se les pide poco menos que retorne la Arcadia feliz de la que supuestamente sus seguidores fueron expulsados en un pasado más o menos remoto por potencias o fuerzas políticas extranjeras.
Stalin era el tercer hijo, tras dos abortos, de un zapatero georgiano y de una lavandera. Muchas de las decisiones que tomó fueron marcadas por su infancia. El padre era pagado con vino por sus parroquianos más pobres, con lo que desarrolló alcoholismo. Siempre estaba borracho y pegaba al joven Stalin. Esta pauta, aunque no la etílica, se repite con el otro gran dictador del momento, Hitler.
Avanzado en sus estudios, es ingresado en lo más parecido a la Universidad que existe en Georgia, el seminario. Allí Stalin entra en contacto con otros jóvenes y se ve envuelto en el reparto de pasquines políticos.
Tiene que dejar sus estudios y lanzarse a la clandestinidad,con varios arrestos y una deportación a Siberia, pero en febrero de 1917 está en Petrogrado, el lugar correcto en el momento correcto.
Mientras Trotski se encarga de las luchas contra los menchebiques en Siberia y de las relaciones internacionales con las potencias occidentales, Stalin se encarga de reclutar nuevos bolcheviques y de la organización de la Policía secreta.
Cuando Lenin muere en 1924 recomienda que, dado el carácter brusco de Stalin, y las disputas que se puedan suscitar, no se le nombre Secretario General del Partido, sino que se le dé otro cargo. Nadie le hace caso. Durante el entierro de Lenin, Stalin se las arregla para ser él el que de el discurso funebre y el que procura que Trotski no se halle presente. Borrará de las fotografías del evento la imagen de los camaradas bolchebiques que van cayendo en desgracia.
En el lado positivo de Stalin este convierte a la Unión Soviética en una nación industrial, a partir de una nación atrapada en sus tradiciones y atraso, fundamentalmente agraria. Hace reparto de tierras. Los kúlaks que protestan son encarcelados o deportados a lugares donde sus dotes de organización son más necesarias.
Es precisamente las protestas de los kúlaks en Ucrania, donde estos terratenientes son fuertes, las que provocan la hambruna dirigida, el Holodomor de 1933-34. No hay computos de las víctimas.
En 1937 el oficial nazi Heydrich manda un falso informe a través del Abwehr para que se le "informe" a Stalin de que hay un plan de los agentes alemanes y miembros del Politburó, así como de círculos del Estado Mayor ara sustituirle por Kírov como Secretario General del Partido. Kírov es asesinado y, en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, el ejército es purgado de elementos supuestamente desleales.
La política soviética en 1939 era partidaria de una alianza con Gran Bretaña y Francia, pero como estas naciones rehusaron, tuvo que recurrirse a un pacto de no agresión con la Alemania nazi. Esto permite la expansión territorial al Oeste de los rusos y recuperar territorios históricos, así como invadir Finlandia.
En 1941 Sorge informa a Stalin de las unidades que van a invadir la Unión Soviética por el Oeste desde su puesto como corresponsal en Japón. Este le devuelve una nota despectiva. Cuando los Panzer alemanes y la aviación ya han entrado en el país se encierra en su dacha, presa del shock. Se siente culpable por la purga de 1937. Los miembros del Politburó vienen a buscarle y aparcan las diferencias con él. Stalin es el hombre del momento. Es lo suficientemente agresivo y desapegado como para enfrentarse a la brutalidad de los nazis. Trotski, expulsado en 1929, es demasiado conciliador.
Durante la guerra Stalin repele a los nazis en Moscú por el norte y en Stalingrado por el Sur. El general nazi Model tiene que informar a Hitler que es imposible enviar más hombres para segurar su avance por el sur sin que el embolsamiento y la pérdida de vidas de soldados se vuelva peor en el marco de la Operación Urano.
En esa guerra uno de los hijos de Stalin es capturado. Los alemanes proponen el canjeo por el general Von Paulus. Stalin escribe a Hitler diciendo que Von Paulus es un mal general, que con su indecisión ha provocado la bolsa de Stalingrado, y que no se cambia un mariscal de campo, por malo que sea, por un simple soldado de infantería.
La deseada alianza con Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos se produce tras la Conferencia de Teherán de 1943. Stalin gana la Guerra Patria y se reparte las zonas de influencia en Yalta en 1945 con Truman y Churchill. La reunión fue en Crimea porque a Stalin le daba miedo volar y desconfiaba de los aviones, a pesar de tener a su hijo superviviente en las Fuerzas Aéreas.
Su muerte en 1953 fue a causa de una hipertensión que le provocó una embolia. Estuvo reunido la noche fatal con miembros del Politburó, entre ellos Veria. Vieron una película y cenaron y bebieron hasta las cuatro de la madrugada, hora en que Stalin se retiró a dormir. Al día siguiente no apareció por su despacho. Los Guardias Rojos de su dacha recibieron órdenes de entrar en su dormitorio y lo encontraron consciente, pero tirado en el suelo. No podía hablar. Perdía la consciencia a menudo y se le efectuaba una reanimación cardiovascular.
La última escena que se tiene de él con vida es cuando una enfermera le administraba leche con una cucharilla. Stalin señalo debilmente la imagen de una pastorcilla dando biberón a un cordero, colgada sobre la cabecera de la cama. Sonrió y perdió la consciencia por última vez. Los Guardias Rojos le hicieron otra reanimación cuando Jrhuschov les pidió con una orden que pararan:
-¿No comprendeís que ha muerto? El padrecito Stalin ya nos ha dejado.

Para leer:

LA REVOLUCIÓN RUSA. DE LENIN A STALIN. Edward Carr. Alianza Editorial.

STALIN; VIDA PRIVADA. Espasa Calpe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario