jueves, 2 de febrero de 2017

Centenario del nacimiento de la poetisa Gloria Fuertes. (1917-2008)

Nos basta una mano para matar. Precisamos las dos para acariciar y aplaudir, y todas las que tengamos a mano para conseguir la paz.

GLORIA FUERTES.

Los amigos solían llevar a principios de los años 90 al piso de Gloria Fuertes algo de comida y una botella de Whisky- que le encantaba-. Por esa época era la poetisa que había conseguido que los versos entraran en todas las casas, cosa que no habían logrado los más sesudos poetas de vanguardia. A los 17 años había escrito ISLA IGNORADA, su primer poemario, que no fue publicado hasta 1950. Siguieron otros donde jugaba con la idea de su ambigüedad sexual - nunca se demostró que fuera lesbiana- como A JENNY, ESTOY ABIERTA A TODO y LO QUE ME ENERVA.
Se sabe que durante la Guerra Civil Española tuvo una relación sentimental con un hombre llamado Manolo, uno de esos infelices que se alistaron en el bando republicano para comer caliente. Nunca regresó. De la experiencia del amor trágico extrajo la idea de la defensa del pacifismo, aún durante la posguerra, donde se suponía que un español era orgulloso y capaz de defender España hasta las últimas consecuencias o no era nada en absoluto.
Escribió mucha poesía infantil. Las publicaba en el semanario patriótico del Régimen Flechas y Pelayos. Es recordada la serie de poemas dedicada a "COLETAS Y PELINES", dos hermanos. También su amistad con la actriz que interpretaba el papel de Valentina a finales de los 70 la lanzaría a los brazos de los directivos de programación infantil de RTVE. Salía recitando sus poemas infantiles - algo que le encantaba- en LOS CHIPIRITIFLAUTICOS. También aparecía en LA FAMILIA PLAFF y, ya en los 80, en UN GLOBO, DOS GLOBOS, TRES GLOBOS. La canción del opening del programa es la letra de un poema infantil de Gloria Fuertes. En los ochenta yo no solía perderme la presentación de la programación infantil, que era siempre a las 18:00, porque la hacía ella, y casi siempre recitaba algo.
Se dice que Gloria Fuertes se enamoró durante los años 50 de Phyllis Turnbull, una hispanista anglosajona. en la sede del Instituto Internacional. La poetisa, que no había podido acceder a la Universidad antes de la Guerra, acudía allí a estudiar Inglés y Biblioteconomía. Gloria Fuertes alude indirectamente a Phyllis, en un poena donde afirma "me nombraron patrona de los amores prohíbidos". Phyllis ayudó a Gloria a acceder a las becas Fullbrigth, lo que le metió a la poetisa en el bolsillo un puesto como profesora universitaria de español en Estados Unidos, donde se trasladó en 1961. Gloria y Phyllis rompieron su relación en 1970, un año antes de la muerte de la norteamericana.
En 1998 el cáncer de pulmón mandó al otro barrio a Gloria Fuertes. Era una fumadora compulsiva y eso le pasó factura. Sus últimas notas biográficas indican que viajó a la costa desde Madrid para despedirse del mar. Sus amigos descubrieron que su economía austera era elegida, porque guardaba 100 millones de pesetas en el banco, cantidad que destinó a un proyecto de educación de niños huérfanos llamado La Ciudad de los Muchachos. Así devolvía el honor que los niños le habían concedido al permitirle ganar todos los premios de literatura infantil de Europa, entre ellos el Hans Christian Andersen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario