viernes, 24 de marzo de 2017

También la lluvia, de Iciar Bollaín (2011). Cine dentro del cine.

Costa (Luis Tosar) es un productor de cine que tiene que organizar un rodaje sobre la leyenda negra y el personaje del padre Las Casas en Cochabamba, Bolivia, uno de los países más pobres de Hispanoamérica. La pelicula está dirigida por un director de cine mexicano, Sebastián (Gael García Bernal).
¿Por qué ruedan una película sobre acontecimientos que sucedieron en el Caribe en pleno altiplano andino? Porque los extras son pobres y aparentemente fáciles de contentar. El problema es que Sebastián elige como líder de ellos a Daniel, un indio quechua. Daniel es un gran actor pero está metido de lleno en los prolegómenos de la Guerra del Agua.
¿Que en qué consiste este conflicto? En unos disturbios entre los nativos y la administración blanca contra el deseo de Bechtel, una multinacional, por gravar el agua, incluida la de lluvia, en un 300 por ciento, algo que nadie en Cochabamba se puede permitir. Es la típica decisión de políticos orgullosos de haberse conocido.
Costa está obsesionado con hacer su película, y ve como un problema las inquietudes políticas de Daniel que son cuestión de vida o muerte. De hecho, de la actitud despreciativa del productor hacia los indios quechua a su actitud heroíca del final de la película dista un gran trecho que no se desarrolla lo suficiente. ¿Por qué decide ser tan humanitario con una mujer que está indirectamente relacionada con el rodaje cuando no quiso serlo con su jefe de extras? ¿Por qué un productor no se informa de los conflictos de la región en la que pretende rodar antes de poner en peligro el proyecto?
La actitud de los actores, ilusionados al principio con participar en una superproducción histórica, y asustados y preocupados por sus vidas cuando lo más crudo de los disturbios estalla, es real. Yo he estado en esas francachelas de joven, y sé de qué hablan. Los actores son de izquierdas pero no les gustan que se les saque de su burbuja de comfort. Por esa misma mentalidad de izquierdas hubieran presionado a Costa en favor de los extras, cosa que no hacen.

Para ver:
https://www.youtube.com/watch?v=FaiuQX1epts 

Notas históricas:

El padre Montesinos fue real. En 1511 se encaró con los colonizadores a causa de sus abusos. Repetía el mismo sermón semana tras semana, aunque Las Casas, entonces un colono laico más, no estuvo presente en ninguno de ellos. Las autoridades exigieron a Montesinos que se retractase, pero como no lo consiguieron trataron de que su orden lo devolviera a España.
El resultado de la labor de Montesinos fue la promulgación de las Leyes de Burgos en 1512, que frenaban muchos de los abusos, y establecía el sistema de encomiendas.

La pelicula tan cara que va a rodar Costa es maniquea. Es cierto que hubo abusos y barbarie en contra de los nativos, pero muchas veces estuvo ocasionada por la escasez de bastimentos y las presiones para que la colonia produjera algo que justificase los gastos de la Casa de Contratación. Algunos conquistadores, como Alonso de Ojeda, incluso protegieron a los indios.
No fue una violencia continua ni contra todos los nativos. Más que sobre el padre Las Casas la película de Costa y Sebastián es sobre la leyenda negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario