domingo, 11 de junio de 2017

50 Aniversario de la Guerra de los Seis Días.

La Guerra de los Seis Días. ¿Por qué? El 5 de junio de 1967, 375 aviones israelíes despegan hacia Egipto. Ese es el inicio de una guerra que cambió el mapa de Oriente Medio y sentará las bases de estos 40 años de crisis.

El Estado de Israel nace en 1948 tras la renuncia al protectorado de Palestina por parte de los británicos. Se hace un reparto de territorios entre palestinos y colonos judíos con Jerusalén como zona compartida. Con un montón de países árabes hostiles alrededor, los hebreos tuvieron que fortalecerse militarmente. Había resquemor en especial por la parte palestina porque muchos de los árabes de la región concedida al Estado de Israel habían tenido que dejar por la presión de las armas sus hogares y negocios.
La Guerra Fría no mejoró las cosas. Los judíos se convirtieron en los aliados del bloque capitalista en la zona, lo que forzó a los árabes a confiar en los asesores diplomáticos y militares del bloque soviético. Aunque las dos partes se sentaron en la mesa de negociaciones varias veces, nadie quiso ceder un palmo de terreno, por lo que la única posibilidad viable de salir del embrollo era mediante una intervención militar.
En 1964 Israel se apoderó de los acuíferos de Siria y Jordania para sus kibutz ( explotaciones comunales agrarias). La respuesta de estos dos países fue desviar el cauce del Jordán y crear la OLP (Organización para la Liberación de Palestina).
Aunque los enfrentamientos fronterizos eran el pan de cada día, cuando el presidente egipcio Nasser, un adalid del panarabismo, decidió hacer una incursión con sus tanques en el Sinaí desató la guerra de los Seis Días. La falta de coordinación entre los países árabes impidió que Siria cerrase la tenaza por el norte y Jordania los encajonase por el flanco oriental. La ONU pidió un alto el fuego que los judíos no respetaron a lo largo de dos días. Lo suficiente para arrebatas Cisjordania y Jerusalén Este a Jordania, y los Altos del Golán a los sirios.
Más palestinos perdieron sus negocos, sus hogares y sus tierras de cultivo a manos de los insaciables colonos judíos. Los campos de refugiados estaban llenos a rebosar. Allí surgirían grupos terroristas como Hamás o Septiembre Negro.
Si los rusos y los estadounidenses no intervinieron es porque Moscú amenazó con que si no frenaba a su perro de presa en la región ( Israel) intervendría a favor de los Árabes. El presidente Lyndon Johnson envió al Mediterráneo Oriental a la VI Flota. Ambas superpotencias se inhibieron después de esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario