jueves, 8 de junio de 2017

La Iglesia de la Cienciología.

La cienciología está en el punto de mira estos días. Y no solo por la película THE MASTER, que aborda la compleja personalidad de su fundador, Ron Hubbard, aunque sin mencionarlo. También por un nuevo libro firmado por el Premio Pulitzer Lawrence Wrigth, mucho más duro con el padre de ese culto y con su actual líder, David Miscavige, y que parte del testimonio del oscarizado guionista de Hollywood Paul Haggis, que estuvo 34 años dentro de la organización.
Fotograma de THE MASTER,de Paul Thomas Anderson, con Philip Hoffman Seymour en el papel de Lancaster Dobb, el líder de una secta llamada La Causa.

El 1 de enero de 1938 Ron Hubbard fue al dentista. Bajo los efectos de la fuerte anestesia le fueron revelados los secretos del Universo. O eso creyó él. O eso es lo que contó durante el resto de su vida. El caso es que usó esa jugosa información para escribir novela de ciencia- ficción. Sus obras tuvieron buena acogida por parte del público.
Wrigth cuenta historias de maltrato de género en sus dos primeros matrimonios, especialmente en el segundo. Hubbard golpeó con la culata de un arma a su esposa Sarah Northrup mientras dormia porque "estaba soñando con otros hombres".  En otra ocasión creyó que el embarazo de su mujer era fruto de na infidelidad y trató de hacer abortar a Sarah a patadas en la tripa. No pudo impedir que su hija Alexis naciera. Así que unos años después raptó a la niña con la ayuda de un hombre armado y se la llevó a Cuba, tras amenazar a la madre de que la mataría si se separaba de él. Sarah consiguió recuperar a Alexis y separarse porque Ron Hubbard había conseguido un pelotazo editorial que le proporcionaría lo que siempre había deseado: aduladores incondicionales.
En 1949 Hubbard publica DIANETICA, un libro de autoayuda donde utiliza elemento de la creencia de las vidas pasadas y relatos de ciencia ficción. Según estas teorías hace cuatrillones de años vivía una raza de seres divinos e inmortales llamados thetans. Esta superraza enojó a Xenu, el líder de la Confederación Intergaláctica, que reaccionó encerrando sus cuerpos en nos envoltorios mortales en La Tierra. Para poder recuperar esos poderes, los adeptos tendrían que pasar por uas autorías y pruebas de limpieza pagadas previamente. Este giro trajo las primeras tensiones entre los colaboradores de Hubbard.
Quentin, uno de los hijos de Hubbard con se tercera mujer, una adepta que le azuzaba en su afán de mesianismo, dijo en 1976 en la sede de Florida que creía que su padre estaba loco. Lo malo es que lo dijo delante de un alto cargo del culto. Al día siguiente desapareció de la sede. Apareció unos días más tarde en Las Vegas, muerto dentro de un coche, con una manguera conectada al tubo de escape. El FBI cerró el caso como un caso de suicidio. El muchacho recibiía muchas presiones dentro del culto por ser homosexual, una "tara curable" que lo "alejaba de su estado divino".
Actualmente la secta está llevada por David Miscavige, el jefe de una especie de policía interna. Apartó de su camino al lugarteniente de Hubbard, Broeker, tras la muerte de Hubbard el 24 de enero de 1986. Miscavige es acusado en el libro de Wright de asestar puñetazos y patadas a los subalternos y a los adeptos de a pie sin mediar falta ni provocación, y de humillaciones como obligar a un alto cargo del culto a limpiar un lavabo con la lengua.
Wrigth recoge el testimonio de Spanki Taylor, una disidente del grupo de adeptos.Fue encerrada en un contenedor- prisión. El culto siempre ha negado tener ese tipo de instalaciones. Allí no hay camas ni sillas. Spanky pudo abandonar la Iglesia de la Cienciología y recuperar a su hija, encerrada en un local de la Child Care Organization, un piso atestado de cunas, a oscuras y sin ventilación, gracias a la intervención de la secretaria de John Travolta, otro adepto. La ayuda debió llegar a tiempo ya que Spanki estaba embarazada en el momento de su encierro de un segundo hijo.
Wrigth habla, por supuesto del adepto más famoso, Tom Cruise. Explica la campaña que hizo el grupo para emparejarle, si un tipo con su nivel económico y su bien parecido necesita ayuda para esos menesteres. Se hizo un casting de posibles candidatas en los que sonaron los nombres de Kate Bosworth y Jessica Alba. La actriz Katie Holmes fue la elegida. La muchacha abandonó a Cruise en compañía de su hija Suri, cuando comprobó lo controlada que tenía la vida de su marido Miscavige, gracias a la ayuda de una pareja anterior de Cruise, la actriz australiana Nicole Kidman. Katie Holmes pudo irse pero tuvo que renuncias a la patria potestad de sus hijos adoptivos.

PARA LEER:
CIENCIOLOGÍA, HOLLYWOOD Y LA CÁRCEL DE LA FE. (debate)
Lawrence Wrigth.

PARA VER:
THE MASTER, de Paul Thomas Anderson (2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario