sábado, 7 de octubre de 2017

GATTACA (1997)

Se me han puesto los pelos como escarpias con la entrada anterior sobre películas de ciencia ficción y me he acordado de otra que vi en 1997. Es una distopía pero la mayoría de los que la viven no se dan cuenta. Se filmó en una época en que Ian Wilmut acababa de clonar a la oveja Dolly y la gente estaba muy interesada en si se podían clonar dictadores del pasado. La gente no lee Historia - bueno; lee todo aquello que alimenta más sus convicciones -; no pidamos que sean sensatos y además se suscriban a revistas científicas.

Un futuro cercano, para 1997, claro. La sociedad sólo quiere tener hijos mejorados geneticamente, que son equilibrados, pacíficos, buenos atletas y unos intelectuales de las ramas técnicas de la ciencia de primera. Las personas que no cumplen estas expectativas, son apartadas y retenidas en labores subalternas y de asistencia, en una sociedad segregada.
Vincent (Ethan Hawke) y Anton son hermanos. Anton es policía y una persona geneticamente mejorada. Siempre ha ganado a su hermano Vincent, procreado de forma natural, en todas las competiciones de natación en aguas abiertas. Anton prospera como policía mientras que Vincent tiene que limpiar lo que esta super raza de personas encantadas de haberse conocido ensucian.
Hasta que encuentra un método de burlar el sistema. Con la ayuda de Jerome Morrow (Jude Law), uno de esos atletas, que ha quedado lisiado de por vida, encuentra el ADN necesario para ingresar en una academia de astronautas. Todo va bien, hasta que asesinan al jefe de un proyecto en el que Vincent estaba trabajando y le encargan el caso a Anton.
La chica de esta película es Irene Cassini (interpretada por Uma Thurman), cuya labor es supervisar las relaciones de la Academia Espacial con otras instituciones, pareja y, más tarde encubridora de Vincent.

La película muestra que ideas del pasado como la eugenesia pueden volver de la mano del materielismo científico. También muestra que lo que ha hecho grande al hombre es cuuestionar dogmas, así como la fortaleza de su espíritu y de su voluntad, frente a lo que le den los genes. Al menos un Asperger como yo quiere creer que se trata de esto.

PARA VER

No hay comentarios:

Publicar un comentario