viernes, 27 de julio de 2018

Bettany Hughes publica un libro sobre la historia de Bizancio.

Esta historiadora es una presentadora de diferentes documentales de Historia para la televisión en Reino Unido. Tiene publicados dos excelentes libros de Historia, aunque no traducidos al español: HELENA DE TROYA: DIOSA, PRINCESA, PROSTITUTA (2005) y EL VASO DE CICUTA: SÓCRATES, ATENAS Y LA BÚSQUEDA DE LA BUENA VIDA (2010). Bettany Hughes ha presentado en España su tercer libro ESTAMBUL, LA CIUDAD DE LOS TRES NOMBRES (Crítica, 2018), una monumental obra en la que la autora cuenta los últimos 8.000 años de esta ciudad, en la que han vivido más de 320 generaciones de personas. Hughes reconstruye la historia de Bizancio, Constantinopla y Estambul y desvela los entresijos de las vidas de Constantino, Justimiano, Teodora o Solimán el Magnífico, entre otros personajes.

Eres conocido por los retratos que has hecho en tu ensayo de las mujeres que jugaron un papel importante en la Historia de la ciudad. ¿Por qué no nos hablas un poco de Teodora de Bizancio?

Era la mujer del emperador Justiniano. Era la hija de un domador de osos del anfiteatro pero supo ascender socialmente hasta convertirse en laq esposa del emperador. Ayudó mucho al emperador como consejera. Durante la revuelta de Niká (532), donde las facciones azul y verde se levantaron en armas,    dijo a Justiniano en un momento en que este deseaba huir que la púrpura imperial le parecía una excelente mortaja. Justiniano se quedó en Bizancio y aplastó la rebelión con la ayuda de su general Belisario.


Protegió mucho a las mujeres con una legislación favorable para ellas. Aunque las ideas de religión de Teodora no eran precisamente como las de su marido porque ella era monofisita, los dos competían amistosamente por ver cuál de los dos fundaba más iglesias y monasterios. Era un matrimonio que se amaba y respetaba, lo que ponía nerviosos a sus adversarios políticos.

¿Es cierto que Teodora se prostituía antes de ser emperatriz?

No lo sabemos con certeza. Solo sabemos que sus primeros años fueron muy duros. Ayudó mucho a las prostitutas de Bizancio construyendo una casa para ellas para cuando ya no pudieran vivir de su oficio. Si no fue prostituta, tuvo amigas que lo fueron, a juzgar por el conocimiento que tenía esta emperatriz de sus problemas.

En tu libro también cuentas la historia de Safiye, la esposa principal del emperador otomano Murad III. ¿Cuál fue su importancia histórica?

Como Teodora, procedía de los estratos más humildes de la sociedad, puesto que era hija de campesinos. Safiye significa en turco "la que complace", así que siendo tan bella no es raro que terminara en el harén real.


Como Teodora, sufragó importantes edificios en la ciudad. Un aspecto curioso de esta mujer es que se carteaba con la reina de Inglaterra Isabel I. Hablaban de asuntos políticos principalmente, como el de acorralar a las tropas españolas y venecianas, pero al final de las cartas intercambiaban recetas para hacer perfumes y trucos de belleza.

¿Podrías citar algún otro personaje importante de la época otomana?

Oh, sí. El arquitecto Sinan. ¿Sabías que 120 de sus edificios siguen en pie. Si visitas la mezquita Soleimaniye Camii debes saber que se han descubierta en su cúpula 250 cazuelitas invertidas que dan a la mezquita un efecto acústico imporesionante. No has escuchado rezar suras del Corán de verdad hasta que no has visitado ese templo.

Para terminar, regresemos al periodo bizantino. ¿Que nós puedes contar de la Guardia Varega, Bettany?

Entre esos guerreros había rusos de Kiev, vikingos e incluso algunos caballeros ingleses sajones, que no quisieron vivir bajo el gobierno de Guillermo el Conquistador y se trasladaron a Bizancio. Cuando terminaba su servicio como guardias privados de los emperadores bizantinos en los siglos XI y XII eran enviados a guarniciones fronterizas en el Mar Negro y que fueron rebautizadas con nombres de resonancia anglosajona, como Londinium


No hay comentarios:

Publicar un comentario