jueves, 25 de febrero de 2010

El galeón de Manila vuelve a navegar.


1571 fue un hito de la historia naval de España. Por el lado vistoso, Juan de Austria, hermanastro de Felipe II coordinó la última gran operación naval en el Mediterráneo. Nos referimos a la batalla de Lepanto. Nunca antes la civilización occidental se había jugado su destino frente al Islam de una forma tan dramática, ni con tantas galeras implicadas.

En el otro extremo del mundo un barco español socorría a un junco chino que se había echado a perder. Los españoles afincados en Indonesia y las Filipinas - bautizadas así en honor de Felipe II- lo olvidaron pronto. Las condiciones de los grandes viajes marítimos eran pésimas, según nos dijo en una conferencia el arqueologo marino Luque, de Basauri. La solidaridad entre marinos era fundamental en el siglo XVI. Pero los chinos no lo olvidaron. En 1572, regresaban a Manila con las cubiertas de sus juncos llenas de ricas mercaderías.

De este modo tan providencial comenzó una de las rutas comerciales más famosas de la Edad Moderna. Los barcos salían de Manila, y cruzaban el Pacífico hasta Acapulco. Luego las mercancias hacían un recorrido relativamente breve por tierra hasta Veracruz, donde esperaban al resto de la flota de la plata.Los barcos tenían que viajar en grandes convoys para disuadir con poco éxito a los piratas.

En pleno siglo XXI, la Fundación Nao Victoria, quiere construir un galeón de 40 metros de eslora, el Andalucía. Los organizadores de la propuesta esperan que el barco sea la sensación del público y los estudiosos que visiten la Exposición Universal de Shangai, China. Tras la Expo, la nave dará la vuelta al mundo.

"Para construir este galeón hemos buceado en los planos de la Casa de Contratación de Sevilla, fundada por Isabel la Católica en 1503, hasta que su Archivo fue trasladado a Cádiz en 1717. No hemos aportado nada a su estructura ni a su velamen. Ahora, estudiosos chinos, portugueses y españoles podrán quizás resolver algunos misterios. Por ejemplo, si los españoles navegaron realmente por las islas Marshall, como decían los pilotos. Los especialistas en navegación a vela actuales dicen que es imposible con los medios del siglo XVI", dice Ignacio Fernadez, diseñador del galeón Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario