miércoles, 24 de marzo de 2010

Sobre Libia.


El país que gobierna el antaño controvertido Gadafi abarca más de 1600 kilómetros de costa de África, entre Túnez y Egipto, y otros tantos hasta el corazón del Sáhara.


Antes de que aparecieran las arenas del desierto, Líbia era una pradera poco arbolada. Los pueblos prehistóricos dejaron testimonios de sus tribulaciones por medio de pinturas rupestres en los montes Akakus, antes de sucumbir al avance del desierto hace unos 4.000 años atrás. Los oasis dispersos se convirtieron en etapas obligadas para las caravanas que bordeaban los mares de arena de Murzuq y Rebiana hasta llegar a los puertos comerciales del Mediterráneo.


La franja costera fue un pasillo fértil por el que comerciantes fenicios, colonos griegos y legionarios romanos se movieron a sus anchas, hasta la llegada de los conquistadores árabes, en el siglo VII. Éstos implantaron por la fuerza de sus cimitarras su cultura y su religión.


Controlados por los otomanos de la Súblime Puerta hasta principios del siglo XX, los habitantes de Libia tenían muy poco en común entre sí, y poco menos tenían conciencia de nación, hasta que los italianos los invadieron en 1911. Aunque los europeos esperaban una conquista fácil, fue Mussolini quien sofocó los últimos conatos de resistencia. Durante la ocupación de la Cuarta Costa de Italia, los italianos embellecieron Trípoli, excavaron ciudades romanas y se encargaron de enviar a sus milicianos fascistas a matar la cuarta parte de la población.


La frontera con Egipto está sembrada de minas anticarro sembradas tanto por los ingleses del 8º Ejército como por los soldados alemanes del África Korp. En 1951, Líbia consiguió la idependencia y se dedicó a exportar esparto para la fabricación de papel como chatarra militar de la Segunda Guerra Mundial.


En 1959, las empresas norteamericanas empezaron a descubrir petróleo, lo que catapultó a Líbia de ser uno de los países más pobres del mundo a ser una de los más ricos. Una década después, surge en la escena política Gadafi, el hijo de un beduíno, un oficial cansado de los chanchullos de sus superiores civiles. Da un golpe de estado incruento y establece la Gran Jamahiriya, o Estado de las Masas.


Gadafi es un líder controvertido porque ha apoyado causas dudosas como la lucha de guerrillas del IRA en la segunda revuelta independentista de Irlanda del Norte (años 70- 2000). También tardó 8 años en entregar a los dos sospechosos de colocar una bomba en el vuelo 103 de la Compañía Pan Am en diciembre de 1988, con un saldo de 270 víctimas. Dio asilo al reconocido terrorista Abú Nidal.


En el lado positivo Gadafi destaca por su política proteccionista hacia las mujeres y la represión de los militantes islamistas. Cuando el Congreso General del Pueblo, la versión líbia del Parlamento, votó suprimir el requisito de la autorización de la esposa para que un hombre contrayera su segundo matrimonio, Gadafi se enojó públicamente por televisión, tanto con los parlamentarios como por la pasividad de las mujeres.


"Vuestra educación es una pérdida de tiempo. Soís como muebles. A partir de hoy, cualquier ley o medida que afecta a la mitad de la sociedad y se decida en ausencia de mujeres será nula".

GADAFI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario