viernes, 3 de septiembre de 2010

The karate kid.


China ha protestado en los últimos años por la imagen que se ha dado del país en los filmes de Hollywood. En "Kung Fu Panda" se nos presentaba a un torpe y gordinflón oso panda empeñado en hacer posible su sueño, ser un luchador de artes marciales. Los cuatro estilos disciplinares de lucha estaban representados por simpáticos animales, pero este acercamiento a la cultura oriental no gustó a las autoridades del Ministerio de Cultura chino. La censura prohibió la exbibición de la película en China.

Tampoco gustó "La momia 3. La leyenda del emperador dragón", porque contaba de una forma muy libre, y en un contexto de aventuras la historia de Qi Shi Huang Di, un tiránico y ambicioso emperador.

La aparición de su ajuar funerario - los famosos guerreros de terracota- como soldados sobrenaturales no gustó. Quizá diga esto porque no he asumido como propia la cultura china, pero sólo era una inofensiva película de aventuras. En Hollywood se hacen cosas más dañinas, Creánme.

Esta película cuenta como Dre Parker, un niño afroamericano de 12 años, se muda con su parlanchina madre a Beijing. Allí tiene que adaptarse a un país donde no conoce el idioma. Se enamora de Mei Ying,una joven violinista, pero eso no parece gustar a los matones del colegio, capitaneados por Cheng.

Apaleado día sí y día también, Dre tendrá que recurrir al señor Ham (Jackie Chan), el conserje del edificio donde viven. Este preparará a Dre para participar en un dramático y trepidante torneo de kung fu. De la mano del señor Han viajaremos a la China rural y visitaremos un templo donde los monjes aprenden la disciplina.

El pueblo chino ha asumido como propia esta saga de los años 80, y la ha convertido en su propia historia. Ham nos muestra la muralla china, el estadio olímpico, la nueva China y la vieja China. Nos explica de forma solapada por qué nos seducen las artes marciales asiáticas, qué parte de nosotros mismos, los occidentales, no hemos desarrollado, al que rendimos culto en películas como esta.



LOS CINCO ESTILOS DEL KUNG FU:


EL TIGRE:


Requiere gran fortaleza física y fuertes músculos. En algunos de sus movimientos, el luchador pone la mano en forma de garra.


EL DRAGÓN:


Este estilo de lucha destaca por sus movimientos fluidos, como de agua.


LA GRULLA:


Estilo de lucha que requiere un gran sentido del equilibrio. Alterna movimientos rápidos con movimientos lentos.


EL LEOPARDO:


Es un estilo de lucha muy parecido al del tigre, pero mucho más rápido.


LA SERPIENTE:


Es un estilo muy lento. Durante cada uno de sus movimientos, juega un papel importante el ritmo respiratorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario