sábado, 11 de diciembre de 2010

El último rey de Escocia.



En 1971 el gobierno del presidente ugandés Obote es derrocado sin sangre por un histriónico general de su ejército, Idi Amín (1928-2003). Este personaje es famoso porque humillaba en público a sus ministros, mandó descuartizar a una de sus esposas por un asunto de infidelidad, mató a la mayor parte de la población negra, expulsó a los comerciantes hindúes y a los empresarios europeos blancos - con los que mantenía una relación de amor- odio- y escribió cartas a los dirigentes del mundo, entre ellos Franco, en las que sugería soluciones sanguinarias para los asuntos de Estado.



Su gran error fue el antisemitismo y su odio visceral contra Golda Meir, a pesar de que nunca la vio en persona - y casi mejor para él-. Un comando de terroristas palestinos secuestró un avión y lo hizo aterrizar en Kampala. Idi Amín retuvo a los pasajeros y pensó seriamente en ejecutarlos. La respuesta de los israelíes fue enviar unos cazas y destrozar los aviones militares de los ugandeses en el aeródromo de la capital. Teniendo en cuenta que Golda Meir había enviado un grupo de "chicos mojados" - asesinos de los servicios secretos- a Europa en 1972 para terminar con la vida de los responsables terroristas de la Masacre de las Olimpiadas de Munich, lo más prudente no hubiera sido, desde luego, provocarla.



Cuando empezó a cansar a los países miembros de la OUA más de lo normal, e Idi Amín empezó a interferir con la política de la vecina Tanzania, los tanzanos mandaron sus tropas al otro lado de la frontera y le derrocaron.



"El último rey de Escocia" es un filme de Barbet Schcroeder, con guión de Peter Morgan (The Queen, Frost VS Nixon). Esta basada en la obsesión de Idi Amín por todo lo relacionado por Escocia desde que fue el cocinero de un regimiento colonial escocés. De hecho, los hijos de la esposa descuartizada se llamaban Campbell y Mc Kenzie, como dos de los clanes más importantes de las luchas en favor de los jabobitas, aunque militaran en bandos opuestos.



La película cuenta la historia de un médico británico Nicholas Garrigan, el único blanco que Amín admite en su círculo social. Aficionado a las esposas ajenas, y al tren de vida alto, solo ostentable por un médico blanco en el Tercer Mundo, su arrogancia se verá castigada cuando contemple que Amín solo es un histrión incapaz de tratar con él sino es a través de experiencias límite, que minan sus nervios y su conciencia.



El actor Forret Whitaker imita muy bien al dictador, con su hablar ampuloso, sus ademanes exagerados, y su resentimiento hacia los blancos, expresados en la expulsión de los hombres de negocios caucásicos y su guerra personal contra Golda Meir. "Todo el mundo sabe que Hitler fue un gran hombre, porque todo el mundo sabe que los judíos nunca cooperan", diría el Idi Amín de verdad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario