sábado, 26 de febrero de 2011

Las Venus del Gravetiense.


Agosto de 1908. El equipo de arqueologos del profesor Szombathi excavaban en el Danubio acaban de encontrar una piedra muy extraña. Tras quitarle los grumos de sedimento aparece una estatuilla de una mujer obesa con las nalgas prominentes, vientre abultado y pechos ciclópeos. Desde ese momento se han encontrado miles de estatuillas de mujeres gorditas con rasgos sexuales muy marcados. Todas datan del periodo Gravetiense (- 24.000, - 29.000 a C, aproximadamente)

Los nutricionistas dicen que, contra lo que se había defendido entre los arqueólogos especialistas en Prehistoria, esas mujeres no simbolizaban la fertilidad de la Diosa Generadora de Sustento, sino que indicaban a los cazadores que con esas mujeres se podía copular sin riesgos de embarazos.

Mi tesis es que a los cazadores del Gravetiense eso les importaba un pimiento porque no podían, posiblemente, relacionar los coitos con el nacimiento de nuevos miembros en el clan. Y porque la familia no existía como tal.

Pero, bueno, yo no soy tan viejo... Quizá estemos ante el primer muñeco erótico, por qué no...

No hay comentarios:

Publicar un comentario