miércoles, 18 de mayo de 2011

Inventos españoles.

EL FUTBOLÍN.


1937, en plena Guerra Civil Española. El gallego Alejandro Finisterre, de 17 años, ha sido herido a consecuencia de un bombardeo de los chatos, los terribles cazas de los nacionales, en Madrid. Trasladado a un hospital de Valencia, observa que los niños convalecientes no pueden jugar al futbol en el descampado a consecuencia de los aguaceros y de la casi segura amenaza de la aviación fascista. Así que construye el primer futbolín con muñequitos de madera de boj y una pelota de conglomerado de corcho. Durante el exilio en diversos países irá perefccionando este fabuloso juguete.

LA FREGONA.


Un invento de Manuel Jalón Corominas, preocupada por las señoras mañores de las clases medias bajas que tenían que arrodillarse en la década de los 50 para limpiar el suelo. Puso unas tiras absorventes en un palo. De hecho el auge del movimiento en pos de la igualdad de las mujeres no es posible sin la intervención de los electrodomésticos entre los que se encuentran las fregonas.

LAS NOVELAS DE CIENCIA FICIÓN SOBRE MÁQUINAS DEL TIEMPO.


Enrique Gaspar, un escritor de novelas de anticipación se adelanta al gran inventor del género H.G.Wells, publicando antes que él una novela de entretenimiento en 1887 sobre una máquina voladora que viaja hacia atrás en el tiempo. Los crononautas se tomaban un fluído por el que no enjuvenecen cuando viajan al pasado. Así los viajeros del tiempo pueden comtemplar con sus propios ojos la batalla de Tetuán, la granada de Boabdil en Joven y el asedio de las tropas castellanas, la China del siglo III o la Popmpeya a punto de quedar sepultada por la lava y los flujos piroclásticos en 79.

EL AUTOGIRO.


Juan de la Cierva siempre quiso volar, y cuando lo logró, lo que quiso es mejorar la seguridad de las aeronaves. A partir del fuselaje de un viejo aeroplano, salió el germen de algo distinto. Los rotores de cola permitián al nuevo avión girar sobre su mismo, sin vertiginosas y arriesgadas maniobras,

UNA ESPECIE DE PARAPENTE


pREGUNTA DE ÉXAMEN: ¿QUIÉN INTENTÓ VOLAR CON UNA MÁQUINA MÁS PESADA QUE EL AIRE?No se trata de los hermanos Orville y Wilbur en Kitty Hawk, Carolina del Norte. Esta historia empieza a finales del siglo XVIII, cuando un vecino le pide al herrero de la aldea que le construya un armazón con un cuerpo de cuatro metros y una enevergadura de ocho. Los vecinos del pueblo de Coruña del Monte, en Burgos, recogen a su vecino Diego Marín tras estrellarse tras volar a baja altura 300 metros. !Hurra por los valientes! Los experimentos no siguieron adelante porque los vecinos del pueblo le cogieron tal aversión al Instrumento de Satán, que lo quemaron.

CSI


Alguien ha envenenado a la baronesa muentras tomaba su tacita habitual de té. Vidocq, ex criminal y actual asesor de la policía, recomienda un nombre al oide del rey: Mateu Josep Bonamentura Orfilia i Roger. Este barcelonés se ha doctorado en toxicología en París. Es el autor de dos volúmenes, Traité of poisons y Elements de chimie médicale. Gracias a su prestigio en los círculos académicos franceses, nuestro compatriota es recomendado por Vidocq para hacer uso de la ciencia en los casos más peliagudos de la ciencia forense del París de la época de las Revoluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario