viernes, 17 de junio de 2011

127 Horas. La cara oscura del alpinismo.




Este mes se edita en DVD en España "127 horas", una película basada en hechos reales. Es una mayúscula advertencia sobre los peligros de la naturaleza.
Aaron Ralston es conferenciante y un gran aficionado a escalar las grandes cumbres de Colorado. De hecho empezó a trepar por las 53 montañas de más de 14.000 pies de este estado durante el invierno en 1998 y todavía sigue en la tarea.
La película hace referencia a su hazaña de 2003 en el Blue John Canyon, cerca del desierto de Moab, en Utah. Ralston cometió el error de escalar este pico de arenisca sin decirle a nadie a dónde iba, ni que se iba a ningún sitio en concreto. En medio de esta escalada se cayó una roca sobre su antebrazo y Ralston pasó 127 horas tratando de liberarse. Las 100 primeras horas están marcadas por la sed. Se racionó el agua, grabó con un cuchillo la fecha presunta de su fallecimiento y grabó un emotivo adios para sus familiares. Las últimas 27 horas las pasó amputándose el brazo con un cuhillo sin filo. "Es una mezcla de una linterna de 14 dólares y un cuchillo multiusos", aclaró posteriormente Ralston, quien no quiso dar más detalles sobre el fabricante.
Amputado el brazo hizo rappel y caminó durante varias horas por el desierto, hasta que se encontró con un matrimonio, los Meyjer, y su hijo adolescente Andy. Estos le proporcionaron agua y llamaron al Servicio de Parques para que enviaran un helicóptero.
Ralston regresó con un amigo al Blue John Canyon para recuperar su brazo e incinerarlo. Luego regresó por tercera vez para depositar allí las cenizas.
"No hay que ir a escalar solo. Siempre hay que decirle a alguien de confianza dónde vas"., advierte Ralston, que ha aprendido la lección por las malas.

Para ver:

http://www.youtube.com/watch?v=Z9pnhwnVkv4

No hay comentarios:

Publicar un comentario