jueves, 26 de abril de 2012

El Cutty Sark navega de nuevo.

Isabel II presentó ayer el legendario clipper, restaurado tras sufrir graves daños en un incendio en 2007.

El Cutty Sark navegaba en el siglo XIX con la bodega repleta de té de China y lana australiana. Es uno de los pocos de los buques mercantes que quedan de ese periodo de la historia de la navegación.
Este clipper de tres mástiles ha estado a resguardo por motivos de restauración desde 2007. Antes del incendio los conservadores navales le habían instalado objetos de navegación contemporáneos, pero todos ellos quedaron destruidos por las llamas. La nave flota a tres metros sobre el nivel del agua en un dique seco. "El casco está muy machacado. Si lo metemos en el agua otra vez, lo volvemos a perder", nos explica uno de los conservadores.
En sus buenos tiempos este clipper alcanzaba una velocidad de 17 nudos y cubría la distancia entre Sydney y Londres en 73 días.
En el museo naval dedicado a la era de esplendor de los clippers se muestra la mejor colección de antiguos mascarones de proa entre los que se encuentran políticos ingleses, mascotas de a bordo de madera y una mujer de pechos desnudos apodada cariñosamente por los cuidadores Nannie. el mascarón de proa del propio Cutty Sark.

No hay comentarios:

Publicar un comentario