jueves, 27 de septiembre de 2012

Nuevos tesoros en la cueva de Mustang.

Mustang es un reino budista. Pertenecía tradicionalmente al Tibet, pero tras la anexión a Nepal ha podido conservar su patrimonio artístico y su bagaje cultural.
Es en las cuevas de Mustang donde se ha encontrado una necrópolis con ajuares diversos. Las cuevas están situadas a gran altura. Posiblemente en tiempos antiguos eran accesibles pero hoy hay que ser escalador para alcanzarlas. Y no es nada fácil.
"La piedra de las gargantas de Mustang es tan consustente como el azúcar. se te deshace entre los dedos. A un compañero que iba el segundo de la cordada le cayó encima uno de estos terrones y tuvimos que llevarle a la capital en helicóptero. Sobrevivió", nos dice Athans, escalador y arqueólogo.
Los antiguos nepalíes de Mustang descarnaban a sus muertos en un perido pre budista. "Esto no se ha hecho por canivalismo. Retiraban toda la carne para que las alimañas pudieran comérsela con mayor facilidad. ¿Eran zoroastrianos?", pregunta un arqueólogo y sacerdote budista.
"Por otra parte,"- sigue el lama arqueólogo, "hemos encontrado en algunas de las cuevas textos filosóficos e incluso una guía de más de 2000 años para resolver conflictos. ¿No son maravillosas estas cuevas?"
Las cuevas de Mustang sirvieron de vivienda durante un periodo corto. No se sabe por qué este cambio. ¿LLegó un ejército invasor?Podemos percibir el miedo de esas gentes ya desaparecidas pero no podemos articularlo en torno a nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario