miércoles, 10 de octubre de 2012

Un nuevo misterio en Pompeya.

La villa de Menandro es llamada asó porque una de sus paredes luce un bonito mosaico del famoso - para su época. poeta grecolatino. Estaba mal situada, porque su puerta principal no daba a ninguna de las vías principales de Pompeya, sino a un callejón ciego desembocante en una calle de segunda categoría.
La villa tiene su porción de cadáveres de personas que no pudieron - o no quisieron- huir de la ciudad. Uno de ellos es el presunto capataz de los esclavos, que pudo haber sido un liberto o un esclavo de confianza. Lo encontraron tumbado en una litera junto con el cadáver de una chiquilla apenas núbil. ¿Un padre y su hija? ¿No tenían relación mas que la que les proporcionó la eternidad? Un rótulo de la habitación nos indica que preguntemos en el barrio de Venus - el de las casas de citas- por Primigenia. Primigenia era el nombre de guerra de muchas prostitutas en 78 después de Cristo.
A los pies de la litera hay una colección de herramientas de podar y una inmensa cantidad de plata. ¿Para qué quería tanto dinero concretamente esa mañana un esclavo de confianza, o un liberto?¿Son los ahorros para comprarle al patricio su libertad?
Otro de los misterios de la villa de Menandro son los restos de dos adultos equipados con picos y palas y un adolescente. Murieron porque se les cayó encima un techo. Un arqueólogo especula que se trataba de esclavos fugitivos o ladrones. En la antigua Roma se utilizaban adolescentes y niños para colarse en huecos en las casas siniestradas por los incendios para robar. Era una costumbre habitual.
Aunque puede que no se tratara de un saqueo. Las autoridades de las localidades cercanas dieron por irrecuperables los municipios de Stabiae, Ponpeya, la colonia patricia de Herculano y Oplontis y ordenaron a patrullas de esclavos públicos que desmontasen todo lo de valor que pudiera aprovecharse en urbes más afortunadas. "Es cuestión de tiempo", nos comunica el arqueólogo encargada de tan sugerente investigación. "Encontraremos estatuas de próceres de Pompeta o Stabiae con las cabezas de otros políticos, magistrados y tribunos de otras polis. Ya veréis".

No hay comentarios:

Publicar un comentario