martes, 5 de noviembre de 2013

La ola.

En 1967 un alumno de un instituto californiano hacía la siguiente pregunta a su profesor de Ciencias Sociales: ¿Cómo es posible que un pueblo tan civilizado como el alemán hiciera caso de los desvaríos de Adolf Hitler? La respuesta llegó en experimento histórico: el profesor Ron Jones organizó una pequeña autocracia en su clase.
Cinco días después la policía de Paloalto informaba al director del instituto que uno de los alumnos estaba intentando fabricar bombas y otro había mentido sobre su edad a un armero para conseguir una pistola. Obviamente, el experimento fue cancelado.
La película nos muestra una semana decisiva en la vida del profesor Rainer Wenger, la semana en que todo se va al carajo para siempre. Tiene que explicar como se forman las dictaduras a sus alumnos. A causa de su pasado como okupa, los otros profesores de ciencias sociales ven peligroso que de clases acerca de cómo funcionan los sistemas de izquierda.
Las reglas de disciplina, los logos y el vacío de un alumnado consciente de que no han conseguido nada por ellos, mismos, de que tienen que asumir a pesar de todo la carga de los pecados de sus abuelos durante el nazismo, formaran un caldo de cultivo para actos vandálicos y el germen de un neofascismo en torno a la figura de Rainer.
Cuando quiera poner fin al experimento, será tarde. Y las culpas serán más reales que otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario