jueves, 28 de agosto de 2014

Dos yacimientos guipuzcoanos, claves para entender la desaparición del neadertal.

LOS ASENTAMIENTOS DE LEZETXIKI Y LABEKO KOBA, FORMAN PARTE DE UN ESTUDIO INTERNACIONAL PUBLICADO POR LA REVISTA "NATURE".

España, 40.000 años atrás. Los hombres de Neanderthal dejan de destazar un uro por unos momentos. Ven acercarse a unos hombres con el mentón más pequeño, menos robustos, con la nariz estrecha y el rostro plano. No lo saben, pero son los hombres de Cromagnon.
Hasta ahora los antropólogos creían que los neandertales y los cromagnones convivieron 100.000 años, sin grandes fricciones, pero los descubrimentos en Lezetxiki y Labeko Koba nos indican que la convivencia fue mucho menor: 2600 a 5400 años. ¿Qué pasó? Puede que nunca lo sepamos.
"Las relaciones no fueron hostiles", dice Arrizabalaga, miembro de la Sociedad Científica Aranzadi. "En Oriente Medio Ambos grupos de homínidos convivieron y se mezcaron, pero aquí en España no hay evidencias de eso, ni tampoco de que nadie quisiera exterminar a nadie".
"Los hombres de Cromagnon colonizaron Guipuzcoa tras cruzar el río Bidasoa y seguir el curso del río Deba. ¿Saben que un 2 % de nuestro ADN  es de origen Neandertal? Pues así estaban las cosas. Pero aquí no coinciden en el mismo periodo ni sospechan los unos que los otros existen."

No hay comentarios:

Publicar un comentario