viernes, 14 de noviembre de 2014

LA ISLA MÍNIMA. La inadaptación a la democracia.

El argumento:

Dos inspectores de policía de métodos e ideologías opuestos son expedientados a principios del otoño de 1980 y enviados a investigar un caso a la Andalucía rural, de donde se presume no regresarán. Uno es un hombre idealista que ha escrito una comprometedora carta acerca de un militar. Otro es un inspector enfermo - mea sangre y se atiborra de pastillas- y violento, con un pasado de torturador a cuestas. La procesión va por dentro, pero le cuesta contenerla.
Enviados a unas marismas habitadas por jornaleros y pescadores, en un regimen casi feudal, tienen que investigar la desaparición, y su posterior asesinato, de unas hermanas comprometidas en unos turbios manejos de dominación sexual.

Mis conclusiones:

Hay quien compara esta película con la serie TRUE DETECTIVE. Yo, cuando la emiten estoy tratando de dormir en mi cama, así que no lo puedo decir.
Es facil comparar las marismas de Doñana y el pueblo de Aznalcollar con las marismas de Loisiana y a los sufridos campesinos andaluces con los pescadores cajun. Cambias el acento andaluz por un acento francés o un argot sureño de Louisiana, y el efecto es perfecto.
Aunque creo que esta es una película mediterránea. Las relaciones feudales con el poder, el hecho de que la gente se rebele contra el señorito pero nunca le derroque, por muy lejos que lleguen sus abusos, podrían pasar en Sicilia. También son muy propios del mundo mediterráneo la dominación de las mujeres, vistas como el pilar familiar al que no se le puede dejar corretear por ahí impunemente.

Para ver:
(El trailer)
https://www.youtube.com/watch?v=GErVX6VnJ2o 

No hay comentarios:

Publicar un comentario