miércoles, 19 de noviembre de 2014

LA TABLA DE FLANDES.

Creo que me voy a poner a hablar de los thriller y novelas históricas de Arturo Pérez Reverte. Yo también he escrito algunas cosas de un modesto valor, y uno de los mentores acerca de decidir cuál iba a ser mi estilo fue él.
La protagonista de esta novela es Julia, con la misión de restaurar una tabla del siglo XV sobre unos nobles  jugando al ajedrez. Durante el proceso de documentación pasarán una serie de acontecimientos, asesinatos de personas muy cercanas incluídos, - el ex, la mejor amiga, etc...- que no son mas que una manera de volverla adulta y emancipada. Y por lo visto, según el villano de la novela y el bueno de Reverte, la mejor manera de crecer es volverse cínico y abandonar toda esperanza, como en el Infierno de Dante. Sin comentarios. Me repatea. Mucho. Pero se trata de na novela negra y esto sirve.
La novela tiene dos puntos de interés. El ajedrez y la posibilidad de reconstruir una partida jugándola al revés. Toda la intriga es una perfecta partida de ajedrez y cada personaje es una ficha del juego, que no mueren  por azar, sino cuando corresponde. De esta parte se encarga el personaje de Muñoz, el jugador de ajedrez aficionado y mentor de Julia en este mundo.
La otra parte de la intriga es la artística: el supuesto cuadro LA PARTIDA DE AJEDREZ y su historia. El autor nos cuenta una intriga y unos amores frustrados en la Baja Edad Media en torno al ficticio, con los datos que poseo hoy, país de Ostenburgo y su posible anexión al ducado de Borgoña. El cuadro trata de explicar quién mató a caballero Roger de Arrás, y lo hace por medio de una partida de ajedrez. Aparecen menciones a personajes de la Historia real como Carlos el Temerario.

Para ver:
https://www.youtube.com/watch?v=K8kV7_gRKo0

No hay comentarios:

Publicar un comentario