lunes, 9 de febrero de 2015

Reflexiones de Jose Félix Morales tras ver Gladiator.

Creo que las cosas, cuando se trata de cine histórico, hay que matizarlas. Si queremos ver en Gladiator una cinta de aventuras trepidante, de luchas cuerpo a cuerpo entre los gladiadores, con un malo malísimo, hemos venido al lugar indicado. Podemos tomarnos nuestras palomitas y gozar con las peripecias del sufrido y intrépido Máximo.
Si queremos aprender como era la vida de un romano del siglo II, recomiendo leer una novela de Robert Graves - cualquiera- que ver nada hecho en ese tono por Ridley Scott. Ha mezclado, como ya es habitual en él, referencias. Pero, como ya he dicho, la cinta se salva como cine de aventuras.

  • FALLOS:

  • LOS BOSQUES DE GERMANIA.
https://www.youtube.com/watch?v=iB3KDOHfCgE

  • Tengo una revista de Historia donde se alaba que el impenetrable bosque cercano a Vindibona - en la actual Viena - parece muy cuidadito y domesticado. Los árboles son de una sola especie, y eso apareció en Europa con la industria maderera a gran escala.
    La caballería auxiliar romana ataca en pleno bosque. ¿Acaso Marco Aurelio quiere otro desastre militar como el de Teutoburgo, en el año 9?
  • Marco Aurelio murió de varicela, no envenenado por su hijo adoptivo Cómodo.
  •  
  • MÁXIMO, GLADIADOR Y ESCLAVO.
  •  
  • La verdad es que Cómodo tiene muchos recursos para acallar al legado Máximo en lugar de ordenar su muerte. Puede degradarle a la clase ecuestre o desterrarle. No hace falta molestar a los pretorianos con tal asunto.
  • Los gladiadores son esclavos valiosos que luchan cuatro veces al año. La frecuencia con la que lo hace Máximo (Russell Crow) parece más propia de un superhéroe Marvel.
  • Máximo se niega a suceder a Marco Aurelio diciendo que no es un político. El puesto de comandante o legado de una legión no te lo dan si no eres miembro de la clase senatorial. Una temporada como militar forma parte de la Carrera del Honor, el desempeño de diversos cargos públicos que se empeñaban en hacer todos los patricios romanos metidos en política.
  • El armero de los gladiadores, así como su indumentaria, no tienen nada que ver con la realidad. Algunas armas que aparecen en la cinta habían dejado de usarse, mientras que otras no aparecerían hasta siglos después. Si queréis ver una cinta realista sobre lo que sucede en el establecimiento de un lanista os recomiendo ESPARTACO, de Stanley Kubrick.
  • Máximo lucha en Vindibona en invierno. Caen copos de nieve y los oficiales llevan capas pesadas  muy mullidas. ¿Cómo es que Máximo arenga a sus hombres diciendo que dentro de dos semanas recogerá la cosecha, si lo que cultiva es trigo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario