domingo, 29 de marzo de 2015

LOS SIMULADORES.

Hoy me apetece hablar de televisión. Me he puesto a recordar las series que me gustaron en su momento, y me he quedado con esta adaptación al público españl de una serie argentina,LOS SIMULADORES. La serie trata las vicisitudes de un grupo de agentes privados que se valen del teatro, la psicología, los disfraces y la colaboración de sus clientes para solucionar problemas personales. En las diferentes aventuras de las dos temporadas, los vemos desde convencer a un gerente ejecutivo de una empresa de lácteos de que el hombre que van a despedir por razones de edad es el hombre imprescindible, hasta lograr que un alumno de secundaria apruebe siete exámenses en una semana.
A veces tratan con el crimen organizado, pero Santos, el líder del grupo resulta ser más listo que ellos. Es de antología el episodio en que convencen a un prestamista con métodos mafiosos de que sufre una enfermedad y de que una transfusión de sangre de una de sus víctimas, el dueño de una papelería, es la única disponible. Si le condona antes la deuda, claro. O aquel en que participa como villano Nacho Vidal, el actor porno, en el papel de un estafador cutre que saca dinero a sus víctimas con la excusa de sus supuestos contactos en las cadenas de televisión. Los Simuladores aprovecharán su afición por los programas de supervivencia para enviarlo a "hacer un programa" a la selva del Amazonas.
En lo tocante a mí, me llegó al alma el episodio en que una hija, preocupada por su madre, recurre a los Simuladores. Esta padece una depresión, y los Simuladores consiguen que el cantaor Antonio Carmona cante para ella. Carmona aprovechaba así, en la España real, para presentar su último disco, que salia a la venta al día siguiente de la emisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario