jueves, 19 de marzo de 2015

Sobre la Atlántida.

Busca "Atlántida" en Gogle y aparecerán 120 millones de resultados. Como Shan-Grila o El Dorado, la Atlántida aparece en nuestra imaginación como un sitio misterios e inalcanzable.
Ahora, Mark Adams, un escritor de viajes ha escrito un libro con una teoría que la sitúa en las costas de Marruecos. El autor dice que cuando estaba escribiendo sobre Macchu Picchu leyó un titular que informaba que un alemán situaba la Atlántida en las costas del norte de África.
Doa años después escribiendo sobre filósofos antiguos se fijó de que Platón era la única fuente fiable sobre la Atlántida. Mark Adams siempre tuvo interés por las ciudades antiguas. Se le despertó viendo los pseudo documentales de Leonard Nimoy.
La Atlántida sólo aparece en los Diálogos de Platón (360 a de C). Allí aparecen detalles de dónde podría estar la Atlantida en comparación con los lugares que conocían los griegos.
Se cree que podría estar en cuatro sitios distintos y que la historia de la Atlántida en realidad trata de una guerra que hubo entre atenienses y atlantes y que la Atlántida pudo estar en las costas de Casablanca.
Según los detalles que proporciona Platón el plano de la Atlántida consistía en una serie de círculos concéntricos de piedra negra y con vetas rojas al norte de el Sahara. Hay una estructura así en la zona de Casablanca, cerca del Oceáno Atlántico.
Los otros tres sitios son Santorini, donde sí hay evidencias arqueológicas reales. La isla era un círculo concéntrico de mar y una potencia marítima. También se barajan Tartessos y la isla de Malta. Pero hay una evodencia que hay que tener en cuenta: todo tiene su final.
También el libro de Adams establece una relación entre la destrucción de Santorini y la historia del Éxodo. Santorini estaba al norte de Egipto y cuando llega un tsunami una de las cosas que suceden es que el mar se retira, cosa que pudo aprovechar Moisés y que oportunamente barrió al ejercito del faraón.
Puede parecer una coincidencia pero cosas que se cree ue sucedieron en pocos siglos pudieron suceder a lo largo de más tiempo. Socrates cuenta que existen historias que se usan para enseñar a los niños, otras no, y otras tienen tanta verdad como mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario