viernes, 1 de mayo de 2015

EL CRISOL (1996)

Esta cinta está basada en una obra de teatro deArthur Miller, escrita en lo peor de la Caza de Brujas del senador Mc Carthy, allá por 1955. Alude a otra caza de brujas, los juicios de las brujas de Salem de 1692.
Los habitantes de la aldea de Salen, en Massachussets estaban mal dirigidos por un estúpido y despótico jefe espiritual, el reverendo Parrish. Además, el reparto de las tierras había enfrentado a unos habitantes de la población con otros.
Las hijas de Parrish habían estado presentes en el destino anterior de su padre en Boston en el juicio por brujería de la viuda Osgood. La anciana solamente hablaba en gaélico y era católica, por lo que enviarla a la horca fue pan comido para los jueces.
Las niñas eran ignoradas por los adultos hasta que se convertían ellas mismas en adultas. Así que excitadas por lo que creían saber sobre las brujas y los relatos de la esclava Tituba, así como por causa de un posible caso de ergotismo. se lanzaron al fascinante mundo de las acusaciones de brujería.
Parrish se sintió más importante que nunca durante los juicios, se ahorcaron a 25 personas y se encarcelaron a cientos más, las familias puritanas perdieron su poder en Boston...Las pesadillas de las que los colonos de Machussetts creían haber huído en el Mayflower ya estaban enquistadas en el Nuevo Mundo.
La película habla de las tensiones entre el granjero John Proctor (Daniel Day Lewis) y la criada doméstica Abigail Wiliams (Winona Ryder). Esta última desea a Proctor, un hombre casado, y se lanza a comandar el grupo de las acusadoras para mostrarle que no hay nada imposible para ella, incluso desquiciar la aldea y sus líderes religiosos. Como no consigue acostarse con él, acusa a Elizabeth (Joan Allen), la esposa de Proctor.
Se muestra que las muchachas quieren el reconocimiento que no reciben como cosa normal por parte de los adultos en que acusan de ser brujos a las personas más desfavorecidas de la comunidad, como mujeres solas y mayores, y un anciano que usa dos muletas para renquear.
Asustada por las consecuencias, y tras reconocer que ha perdido el control de su "jueguecito", Abigail desaparecerá tras robar a su patrón, el reverendo Parrish.
Es una muestra de a qué clase de monstruosidades se puede llegar cuando la razón duerme y son el fanatismo, el no querer parecer distinto "por si acaso", y la estupidez y la vanidez de los líderes  los que toman el control.

Para ver:
El trailer de esta película sobre la Norteamérica colonial de los puritanos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario