viernes, 5 de junio de 2015

Quo vadis. (1951)

También novela del polaco Henrik Sienkiewitz. Los estudios de Hollywood querían hacer comprender lo que había sido el Holocausto nazi y echaron mano de esta estupenda novela sobre la antigua Roma. En ambas vemos la evolución psicológica del tribuno Marco Vinicio a través de su amor por la cristiana Ligia.
Vinicio es el típico romano aconstumbrado a conseguir lo que quiere. Y lo último que se le ha antojado es una prisionera de origen germano, pero romanizada, que habita como un miembro más de la familia en casa del general retirado Aulo y de su esposa Pomponia.
Cuando esta lo rechaza a causa de su carácter, a este no se le ocurre otra cosa que secuestrarla, y para esta tarea recurre a sus esclavos. Pero el forzudo Ursus rechaza la intentona y pone a salvo a su buena amita.
Vinicio removerá Roma con la ayuda del cínico esteta Petronio para encontrar a Ligia, y cuando la encuentre, se encontrará con una nueva religión, el cristianismo.
Herido a causa de un segundo intento de secuestro con la ayuda del gladiador Crotón, la comunidad cristiana, dirigida por el apostol Pedro, recogerá al patricio y curará sus heridas y su alma. Ahora Ligia y Vinicio pueden estar juntos. Desgraciadamente, el histriónico emperador romano Nerón ha decidido quemar Roma por un capricho de niño malcriado y después lo que decidirá es exterminar a los cristianos. Ahora el amor de Vinicio por Ligia tendrá que pasar a través de fuego y la sangre - literalmente- para poder hacerlos felices.

Nota:
Peter Ustinov interpreta a Nerón en esta cinta. Los productores tenían sus reservas, a causa de la edad del actor. Ustinov les recordó a los directivos de los esudios que en 1950 él tenia la misma edad que Nerón cuando fue ejecutado. No era más viejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario