miércoles, 1 de julio de 2015

EL NIÑO 44.

Leo Demidov es un miembro de la poderosa MGB, la antecesora del KGB, en 1953. Son los últimos coletazos de la vida de Stalin y las purgas son cotidianas, algunas por simple paranoia del dictador. Cuando Demidov, huérfano y héroe de la Segunda Guerra Mundial, se niegue a denunciar a su esposa Raisa, ambos serán enviados a un puesto en provincias en la ciudad de Volsk.
Demidov recibe con sorpresa la noticia de que uno de los hijos de Aléxei Andreyev, compañero, ha aparecido muerto junto a las vías del tren, pero Leo cree que la muerte no ha sido un accidente. Pronto aparecen más cadáveres de niños.
Demirov y Raisa quieren investigar y obtienen el apoyo de un superior, el general Mikhail Nesterov, pero Vasily, un rival de Leo, se niega a prestarle su apoyo, con la excusa de que en el paraíso socialista nadie está tan insatisfecho para sentirse atraído por el crimen. En realidad, Vasily encubre una conspiración en la que los niños muertos son el menor de los inconvenientes.

Sobre el KGB:
Tras la toma del poder en octubre de 1917, Lenin instauró una policía política para sustituir el hueco dejado por la brutal Okhrana zarista. Se la conoció como la Cheka, y su labor era combatir a los blancos. En 1922 se funda la Unión Soviética, y con ella el GPU o Directoría Político Estatal, que se dedicaba a combatir a los contrarevolucionarios, proteger las fronteras y las labores de contraespionaje. En diciembre de 1922 cambia de siglas por las de OGPU, Directorío Político Unificado Estatal.
Durante la Segunda Guerra Mundial la inteligencia militar corría a cargo de la NKVD, esto es, el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos.
Tras la guerra, dos ministerios se encargan de hacer las labores de contraespionaje y policía política de la Unión Soviética: el MDV- Asuntos Internos - y la MGB, donde trabaja nuestro protagonista. Ambos son la pesadilla de los trabajadores soviéticos y el arama represiva de Stalin hasta su muerte en 1953. Tras la muerte del dictador la MGB fue rebajada a "comité" y pasó a tener nuevas siglas, aquellas que lo hicieron populares en las cancillerías del bloque occidental. Estamos hablando del KGB.

La película esta basada en una novela del escritor norteamericano Tom Rob Smith. El asesino en serie que persigue Demidov, está basado en Andrei Chikatilo, un viajante de comercio que entre 1978 y 1990 mató a 35 niños y adolescentes y 17 mujeres mayores de edad en Rusia, Ucrania y Uzbekistan. Se cuenta que la madre de Chikatilo le contaba la historia de cómo su hermano había sido devorado durante el Holodomor, la hambruna provocada por Stalin para someter a los ucranianos. Los historiadores no han podido confirmar este hecho pero obsesionó tanto al viajante que se aficionó al canibalismo y devoró algunas partes de sus víctimas junto a las vías del tren.
EL NIÑO 44 ha sido cesurada por Putín. Dice que es una tergiversación de los hechos. Se supone que estamos en el 70 aniversario de la batalla de Berlín y no quiere empañar la imagen del Stalin vencedor del fascismo con la imagen de un tipo que no persigue a los criminales sencillamente "porque no hay crímenes en el paraíso socialista"

PARA VER:
el trailer de este apasionante thriller de época:

No hay comentarios:

Publicar un comentario