jueves, 8 de octubre de 2015

La reunificación italiana y los orígenes de la Mafia.

Se llamaba Segismondo Castromediano y nació en una época en que las cárceles eran muy rudimentarias y no se separaba a los presos políticos de los reos peligrosos. Castromediano, duque de Morciano y marqués de Cabalino, fue encarcelado en Nápoles por conspirar contra la familia real Borbón Dos Sicilias. Fue a parar con sus huesos al Castello del Carmine en 1851. Era una prisión donde no se controlaba adecuadamente a los reclusos.
Allí lo raparon y desnudaron. Le dieron un uniforme carcelario harapiento y le pusieron grilletes con cadenas de 10 kilos. Pero lo peor estaba por llegar. Lo recibió un preso bien vestido, con una escolta de matones,que le dijo que los patriotas italianos estaban bien cuidados porque ellos mismos lo eran. Siempre que pagaran un precio de protección.
Castromediano salió de esa pesadilla en 1881, terminada la reunificación. Pero antes tuvo casi que arruinarse para pagar al líder de la Camorra del Castello del Carmine por colocar en el suelo su catre, por beber y por comer su ración.
La Camorra napolitana estaba formada en 1851, año del enciero de Segismondo Castromediano, por los "guapos", unos matones bien vestidos, con ropas kitsch, que se dedicaban a hacer pagar a la población por disfrutar de derechos que antes nadie había cuestionado como la de usar los abervaderos o el libre comercio. La palabra Camorra proviene de la expresión "Il Capo de la Morra", ya que cuando abandonaban las cárceles napolitanas trataban de controlar los garitos de juegos de azar. Lugar donde se jugaba a la morra.
Sicilia es un caso aparte porque los abusos fueron promovidos por los aristócratas y terratenientes nacionalistas. Todos ellos necesitaban ejércitos privados, gente que estuviera habituada a disparar y tirar de navaja, por lo que recurrieron a los "guapos" locales. Allí los delincuentes aprendieron dotes de organización, el valor del secreto o omertá, y el respeto al superior jerárquico, y adaptaron todas estas cosas a su mundo.
Los ritos iniciáticos se introdujeron en el mundo del hampa italiana a causa de que muchos de estos "guapos" participaron en rituales masónicos por recomendación de sus jefes, que apoyaron la reunificación para no perder su status. Cos estos favores debidos, la Mafia se introdujo en la política local.

Recomendación para los que quieran saber más:
HISTORIA DE LA MAFIA, de John Dickie; editorial Debate, en las librerías a partir del 8 de octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario