miércoles, 21 de octubre de 2015

¿Murió Stalin a causa de un complot?

Noche del 28 de febrero de 1953. Stalin se retira a sus aposentos tras beber y cenar copiosamente en compañía de Malenkov, Labrenti Beria, Nikita Jrushchov y Bulganin en la dacha de Kúntsevo. Está solo en su dormitorio cuando sufre una hemorragia masiva en el lado izquierdo de su cerebro. Está consciente. Sabe, desde el suelo, que su hora se acerca. Pero no puede pedir ayuda ni moverse.
Tras una noche de vodka y risas los invitados lo dejaron solo, muy borracho, pero aparentemente no en peor estado que ocasiones anteriores. El 1 de marzo de 1953, el dictador soviético seguía en su dormitorio sin dar señales de vida. Los guardianes de la dacha sabían que era peligroso molestar a Stalin durante sus retiros, pero aquello empezaba a poner los pelos de punta.
A las 10 de la noche llegó un paquete de Moscú procedente del Comité Central del Partido, lo que animó a los guardias rojos a entrar en el dormitorio de Stalin. Le encontraron tirado en el suelo, agonizante. Los miembros del Presidium no se dieron prisa en procurarle asistencia médica. Sabían que habían perdido el favor del Líder del Partido.Además, unos meses antes Stalin había enviado a sus médicos personales a un gulag como preludio de un prógromo contra los intelectuales judíos. 
A las 9:50 de la mañana Stalin moría.
En 2003, un grupo de historiadores aseguraron en la prensa rusa que Stalin había muerto envenenado con una dosis de warfarina, un anticoagulante para prevenir la aparoción de trombos y embolias, que también se utiizaba como un matarratas capaz de causar una aplopejía al desgraciado que lo ingería. Se pensó en Beria como la mano negra del complot, porque tenía muchas papeletas de ser eliminado en una de las próximas purgas.
El Jefe del Archivo Estatal de Rusia, Vladimir Kozlov, dice que todo este asunto del complot envenenador es mentira. "Existe documentación oficial que refleja el estado del camarada Stalin desde el ataque de aplopejía hasta su muerte", me dice muy enojado. Pero algunos historiadores dicen que esos documentos fueron manipulados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario