viernes, 20 de noviembre de 2015

Incesto en el Antiguo Egipto.

Albert Zink, director del Otzi Institut de Bolzano, Italia, y el biólogo molecular, Carsten Putsch son algunos de los escasos expertos que han examinado el genoma de las momias del Antiguo Egipto. Extraen la médula osea de los cuerpos de los faraones utilizan este material para trazar el árbol genealogico de la XVIII Dinastía.
Isis copula con el cuerpo de su marido Osiris bajo la protección de Anubis, dios de los muertos.
De Akhenatón , el faraón hereje, solo se sabía que se había casado con su prima Nefertiti, con la que engendró seis niñas. Pero lo genetistas han descubierto que el rey hereje también se acostaba con otra dama hacia 1340 a de C, su propia hermana. Esta mujer del harém real engendró a Tutankamon, un rey tan cargado de taras,que murió joven, de una fractura en la pierna.
La XVIII Dinastía practicó el incesto durante unos 250 años. Ellos pensaban que así evitaban las ambiciones de aventureros y usurpadores, pero lo cierto es que esa práctica acabó con la Dinastía y llevó a Egipto a casi el colapso.
Amenofis III, padre de Akhenaton, ya tenía un pie zambo a causa de esta política matrimonial. Dicen algunos papiros que le gustaba una especia de primitivo "lap dance" donde una esclava bailaba sobre su regazo mientras se desvestía. También pagaba los servicios de una dominatrix, que es llamada en estos textos como la "Señorita Látigo".
El faraón represetaba al dios Horus, dios de la virilidad, por lo que se consentía que mantuviera relaciones sexales con quien le viniera en gana y engendrase hijos. Pero sólo podía heredar el trono el hijo de la esposa consorte.
Las política de incesto llevó a Egipto de ser un estado poderoso bajo el reinado de Amenofis III a un estado en bancarrota, codiciado por sus vecinos cuando murió Akhenatón. Tatankamon se casó con su hermanastra Ankesenamón. Él tenía 8 años; ella, 15. En la tumba de Tutankamon había dos sarcófagos de unos 40 centímetros con dos fetos momificados en el interior. Uno fue abortado por la reina a los cinco meses; otro, a los siete. Cuando el organismo debilitado del faraón niño sucumbió a una malaria y a la necrosis producida por una fractura en la pierna, Amenofis, de 60 años, decidió casarse con su nieta Ankesenamón. Pero el pueblo, que ya se había rebelado con las reformas religiosas de Akhenatón, no aceptó este dsesperado arreglo conyugal y puso fin a la XVIII Dinastía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario