martes, 1 de diciembre de 2015

Emilio Herrera. El creador del primer traje espacial.

Este granadino, nacido en 1879, estudió Ingeniería y pronto se vio atraido por la incipiente aeronaútica. Se licenció como teniente en 1903 y solicitó el traslado a la Escuela de Aerostación de Guadalajara. Durante la guerra de Marruecos se convirtió en piloto de dirigibles y en 1914 acaparó todas las portadas al ser el primero en sobrevolar en avión el Estrecho de Gibraltar.
Este gentilhombre de camara de Alfonso XIII, era amigo personal del monarca español y colaboró con Juan de La Cierva en el diseño del autogiro, el primer prototipo de helicóptero. Su mayor proyecto fue la ascensión en globo aerostático a 26.000 metros de altura, algo que nadie había hecho antes. Una vez en la estratósfera se disponía a hacer mediciones de la radiación cósmica. Era una misión peligrosísima a lo desconocido.
En 1928, los tripulantes del globo aerostático Hispania, dirigidos por Benito Mola, habían muerto a causa de la privación de oxígeno. En 1935 Herrera resolvió el problema y mitigó el peligro con la invención del primer traje espacial. La escafandra astronautica estaba equipada con micrófono, aparatos de control y un sistema de escafandra estratonaútica. Estaban a punto de emprender la ascensión cuando el estallido de la Guerra Civil Española puso punto y final al proyecto.
Aunque monárquico, Herrera había jurado, como militar, lealtad a la República, por lo que tuvo que exiliarse en Ginebra, donde murió en 1967, sin que sus méritos fuesen reconocidos en España. Sí que obtuvo el reconocimiento internacional y fue amigo de Einstein.
En los años 60 la NASA se basó en su escafandra para el diseño de los primeros trajes espaciales. Como homenaje a Herrera, el mismísimo Neil Armstrong entregó una piedra lunar a Manuel Casajust, antiguo ayudante del granadino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario