lunes, 22 de febrero de 2016

El ministerio del tiempo y la crónica negra de la calle Antonio Grilo.

!Tenemos chico nuevo en el Ministerio! Se trata de un duro policía de la Unidad de Narcóticos de Usera, del año 1981. La serie nos presenta a Jesús Méndez, alias Pacino, como un tipo que ha sobrevivido en el brutal mundo de la policía franquista de los últimos años del dictador. "Sé callar y acatar órdenes que no me gustan", dice a sus compañeros.
Méndez, alias Pacino, (Hugo Silva) llega a 2016 siguiendo a un asesino apellidado Morán, también viajero del tiempo. Este aprovecha que tiene una inmobiliaria para alquilar el piso a madres solteras o separadas. Después se presenta en un apartamento en el Nº 3 de la Calle Grilo y mata, normalmente a cuchilladas, pero en 1981 con la pistola de Pacino, a las desprevenidas madres, delante de sus hijos.

Un poco de crónica negra:

La calle Antonio Grilo es una travesía de 40 metros. Hay dos bares de barrio, dos bazares chinos y el inmueble, incluído en las visitas turísticas del Madrid Oscuro.
El lugar ya aparece en las crónicas negras en el siglo XVIII, durante el reinado de Carlos III. Este rey conmutó la pena de muerte a un sacerdote que había matado a un joven que se ufanaba de haberse acostado con la muchacha que le arreglaba a él los bajos de la sotana.
En 1909 una mujer en silla de ruedas arrojó un frasco de vitriolo contra la mantenida de su esposo. Hubo suerte para todos y el ácido solo le destrozó el vestido a la muchacha, que fue acompañada a su casa por la Policía.
En 1910 un hombre asfixió con cloroformo a dos hermanos, los Cortijano, de 10 y 6 años en las proximidades del inmueble y les robó el gabán y las botas.
1945: Aparece muerto el cuerpo de un camisero, con un mechón de pelo del agresor en la mano.
1962: Es el año del acontecimiento más perturbador del barrio. Un demente mata a su hijas de 12 y 14 años, a sus hijos de 10 y 5, un bebé de 2 años y a su esposa. Hace lo más lógico que puede hacerse en estos casos: llamar a la Policía. El Policía a cargo de la centralita es consciente que no tiene delante a a alguien que esté en su cabales, así que alarga la conversación para localizar el teléfono emisor. Mientras llega la Policía, el inquilino muestra a la multitud bajo la balconada los cadáveres de 3 de sus hijos. Llegan las lecheras policiales. El locatis se niega a hablar con otro que no sea un hermano carmelita muy conocido en el barrio. Le muestra una pistola y dice: "Esto es para mí. Dios no me lo tendrá en cuenta". Entra dentro y se vuela la sesera.
1964: Posiblemente este sea el crimen que haya inspirado el capítulo del Ministerio del Tiempo.Una madre soltera asesinó a su bebé de dos años para limpiar su "honra". Eran los tiempos del franquismo, y a las mujeres se les enseñaba que no había dignidad para las mujeres fuera del hogar y del matrimonio. Por eso matar el niño fuera visto por esa mujer como una forma de recuperar lo que había perdido por culpa de las autoridades y la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario