martes, 15 de marzo de 2016

El ministerio del tiempo y la gripe española.

En esta ocasión más de 50 ministéricos han tenido el placer de actuar como extras para representar a los agentes de la institución atrapados en el Ministerio a causa de una pandemia peligrosísima: la gripe española. Esto ha sucesido porque Susana Torres, la nueva jefa del Miniserio ha querido que Irene no se quedara atrapada en el poblado chabolista de Somorrostro (Barcelona) despuésde atender en el parto a la madre de Carmen Amaya.

Un poco de historia y ciencia:

Las primeras noticias que tenemos de la pandemia de gripe española son de la primavera de 1918. Apareció en los Estados Unidos, simultaneamente en Fort Riley y el condado de Haskell. Pocos días después se detectaron muertes por gripe en el puerto de Brest, el principal puerto donde desembarcaban las tropas norteamericanas en Francia.
Se ha desestimado que  las condiciones de vida en las trincheras fuera la causa, a pesar de que los soldados de todos los bandos convivían con las ratas, y de que los cadáverestardaban semanas en ser retirados. Worobey y su equipo, profesor de Ecología y Biología Evolutiva opinan que lo que sucedió en que le cepa H1N1 se mezcló con genes de gripe aviar, con lo que el resultado fue mortífero. La gente estaba inmunizada de la cepa N1H3, que es totalmente diferente. Murieron personas jóvenes, entre 15 y 40 años, que no tenían inmunidad, o soldados, con el orgenismo debilitado por las escasas raciones y los efectos de los productos químicos de los ataques de gas.
Se llamó gripe española porque España, al no ser un país beligerante, no censuró una noticia que no podría haber afectado en maner alguna al reclutamiento de tropas de refresco para ningún conflicto.
Murieron 50 millones de personas en todo el mundo a causa de una neumonía que encharcaba los pulmones. En Alaska de una tribu de 80 inuits de Alaska murieron 78 en dos semanas. En España murieron 200.000 personas, entre la primavera y el otoño de 1918. Los periódicos de la época recomendaban no ventilar las habitaciones. Muchas personas murieron en habitaciones cerradas, rodeadas de sus familiares (futuros enfermos) y entre el humo de los cigarrillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario