martes, 10 de mayo de 2016

El ministerio del tiempo y Cristobal Colón.

!Qué mal lo han pasado los funcionarios del Ministerio a causa de Lombardi! Este parapsicólogo argentino está convencido de que el Ministerio es lo que es realmente, y lo revisa todo, en compañía de su hija adolescente. Equipados con una cámara digital entran por una puerta del tiempo y aparecen en Huelva, durante el año 1485. Allí se encuentran en una taberna con Cristobal Colón. Lo apoyan en un momento en que es el hazmerreir de Palos, y este los convida a hospedarse en el Monasterio de la Rábida.
La torpeza de Lombardi, impropia de un viajero del tiempo, y el tono cómico del episodio nos muestran que las cosas que sabemos sobre Colón son tan conocidas, que es imposible darle un tono más académico a lo que vimos ayer, a pesar de la actuación de la Patrulla del Tiempo contra dos espías portugueses con la misión de matar a Colón.

Un poco de historia:

En 1485 Bartolomé y Cristobal Colón no tienen acceso a muchos portulanos. Las reclamaciones cosmográficas están basadas en los mapas de marear de Toscanelli, las confidencias de un piloto que había sido arrastrado desde el Golfo de Guinea hasta el Caribe por una corriente desconocida y los vientos alisios. Esto parece confirmar a Colón que la circunferencia de la Tierra es más pequeña que lo que afirma Eratóstenes, un sabio de la Biblioteca de Alejandría, que la calculó en el siglo III a de C.

Si hubiera llegado a China se habría encontrado con los puertos cerrados y sus referencias de la Dinastía Yuan no le habrían abierto las puertas. Las ideas confucianas llevaban a los gobernantes de la Dinastía Ming a cerrar el país al mundo.

Sobre las razones por las que se supone que desconocemos el origen de Colón está el hecho de que quizá había actuado como corsario para la República de Génova o Portugal, y que las vístimas fueron capitanes de mercantes aragoneses. Otro planteamiento es que fuera converso, una situación difícil, por ser el momento más duro de la actuación de la Inquisición, y por haber sido expulsados los judíos en 1492. Otra posibilidad era que fuera hijo del principe humanista navarro de Viana, algo que hubiera disgustado a Fernando el Católico, porque su madre, la reina Juana Enriquez, lo había presuntamente envenenado para poder entronizarle a él.

La estancia de Colón en las Canarias fue accidentada. Aprovisionó de viveres sus carabelas e hizo aguada. Las carabelas eran las naves más rápidas en el verano de 1492. Las autoridades de las, recién conquistada por Castilla, islas Canarias le informaron que unas naves portuguesas estaban patrullando esas aguas para echarlos a pique. Los marineros de leva forzosa se asustaron al ver una erupción suave del Teide y Colón tuvo que convencerles de que los elementos bendecían con la pureza del fuego su expedición. También tuvo que hacer frente al sabotaje del timón.

Colón tuvo suerte. Hizo sus viajes en plena estación de huracanes sin toparse con ninguno.

Hubo un plan portugués para matar a Colón por la ruptura de Castilla de lo estipulado en el tratado de Alcaçovas. El nuevo reparto de las zonas de influencia en el Tratado de Tordesillas condenó los atentados contra el Almirante de la Mar Océana al olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario