sábado, 4 de junio de 2016

ENEMIGO A LAS PUERTAS (2001)

Esta cinta de Jean-Jacques Annaud, basada en la novela del mismo título, relata la historia del enfrentamiento en Stalingrado entre dos francotiradores, el ruso Vasili Zaitsev (Jude Law) y el alemán Erwin König (Ed Harris).
Zaitsev logró abatir 149 enemigos oficiales, aunque él se encargaría de decir que fueron 242. Dice la leyenda que para acabar con él, los alemanes recurrieron a su mejor especialista, el director de la Escuela de Francotiradores en Zossen, Heinz Thorvald, que se traslado a Stalingrado con el seudónimo de Erwin König. Durante tres días, ambos permaneciron acechándose mutuamente entre las ruinas de la Fábrica Octubre Rojo hasta que Thorvald cometió un error que delató su posición. Zaitsev le asestó un tiro en la cabeza, ganando así el duelo. Como trofeo, se quedó con su mira telescópica, que hoy se expone en el Museo de Guerra de Moscú.

La cruda realidad:

Nunca existió ningún König, ni tan siquiera una escuela de francotiradores en Zossen. Al parecer fue un prisionero alemán el que dijo eso a sus interrogadores de la NKVD para mitigar los golpes. La historia fue tomada por cierta por los soviéticos y utilizada como propaganda.

La escasez de armas entre el Ejército Rojo se ha exagerado. No es cierto que hubiera un fusil Mauser por cada dos soldados.

Von Paulus exige a König que entregue su "chapa de perro", sus credenciales de identificación, para evitar el golpe que supondría para las ya muy desmoralizadas tropas alemanas su muerte. Solo que es "slang" militar estadounidense. Ni los soviéticos ni los nazis llamaban así al número de identificación.

El mapa del principio de la película muestra que los nazis han ocupado Suiza. Hubo planes de hacerlo por parte de Hitler, pero lo cierto es que eso nunca sucedió.

El verdadero Vasili Zaitsev no era tan esbelto como Jude Law. Si a alguien se pareció es a John Goodman, en versión joven.

Para ver:

No hay comentarios:

Publicar un comentario