martes, 21 de junio de 2016

Los siglos oscuros no fueron tan oscuros.

Tendemos a pensar en la Edad Media como un oscuro intervalo entre los mármoles del mundo clásico de Grecia y Roma y el estallido creativo del Renacimiento. Pero, de acuerdo con Michael Pye, autor de EL ÓMBLIGO DEL MUNDO: UNA HISTORIA CULTURAL DEL MAR DEL NORTE Y DE LA TRANSFORMACIÓN DE EUROPA, algunas formas de desarrollo, como la invención de los intercambios a crédito o la moda, se desarrollaron en esas aguas entre los siglos VIII y XI. Por eso hemos adaptado una nueva entrevista a este escritor hecha por Simon Worral.

¿Por qué llamas a este mar el ombligo del mundo en tu monografía, Michael?

Porque era un mundo misterioso y fascinante. Era una época de mitos y invasiones vikingas. La gente contaba historias sobre monstruos marinos e islas que se sumergían tan pronto como alguien encendía fuego encima de ellas. Eso dada un repelús muy rico a gente como los árabes o los bizantinos que les hacìa querer saber más de esa parte de Europa.

Dices que la desaparición del Imperio Romano de Occidente no fue el final de la cultura romana.

En realidad fue su transformación en algo nuevo. Los eruditos de los siglos oscuros rescataron en lugares como Irlanda la legislación romana, pero se encontraron que su mundo tenía sus propios usos y valores, así que adaptaron lo mejos y más aplicable del mundo romano a su cultura. Roma no volverá, pero en realidad, nunca nos ha dejado del todo.

Demarca los límites geográficos del Mar del Norte.

El mar del Norte incluye todo el mar Báltico y toda la extensión marítima al este de las Islas Británicas. y al oeste de los Países Bajos,, Dinamarca y Noruega.

Dices que los frisios inventaron el crédito.

Sí. Cuando cayó el Imperio Romano dejaron de acuñarse mneda así que la gente volvió a hacer trueques. Generalmente se comerciaba con lingotes y barras de oro, pero eso era una invitación al asalto de guerreros. Por lo que se intercambiaban mercancías. Tantos barriles de hidromiel por tantas medidas de grano. Más tarde se utilizarían las monedas de plata, más asequibles, para comerciar. Y todo se lo debemos a los frisios.

Dices también que cruzar el Mar del Norte en barcas de remos fue crucial para el desarrollo de la civilización occidental.

Lo fue. Debid oa los escasos recursos que tenían tanto el Imperio de Carlomagno como los reyes sajones, viajar por tierra era casi imposible por el mal estado de las antiguas calzadas romanas. Por el contrario era más rentable llevar mercancías de un puerto a otro.

También dices que el asunto de la moda se inició con los vikingos.

Si un vikingo visitaba otro país o región para guerrear o comerciar se fijaba que las personas de ese lugar vestían de forma diferente. Veían formas de decorar los jubones o el calzado de cuero distintos, así que lo copiaban en cuanto volvían a sus granjas.

Dices que las invasiones vikingas y de otros pueblos también favorecieron el desarrollo de los lugares donde tenían lugar.

Sí; esos lugares se fortificaron. Los señores guerreros o eclesiásticos obtuvieron más poder en cuanto podían garantizar la protección de los campesinos y mercaderes. De todas formas, las autoridades pronto descubrieron que si los invasores tenían un mercado donde intercambiar mercancías solían espaciar los ataques.

Parece ser que los daneses inventaron un juego muy parecido al golf.

Sí; solo que lo llamaban "Colf" con "C". Era un juego de marineros que se jugaba con una pelota de trapo y un palo en forma de bastón de hockey. Se jugaba sobre el hielo. Así que cuando Donald Trump quiere construir un campo de golf en las costas de Escocia, está siguiendo una antigua tradición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario