domingo, 26 de junio de 2016

Mis impresiones después de ver "Percy Jackson y el ladrón del rayo".

Todos nos acordamos de las clases de mitología griega que nos daban en Secundaria. Había unos personajes llamados semimortales porque eran frutos de las relaciones ilícitas de un dios con una muchacha mortal. Los héroes solían ser unos tipos musculosos que luchaban por mantener el orden en un mundo donde Hades, el dios del inframundo, conspiraba para desatar el caos.
Aquí, el bueno de Percy tiene solo 16 años, vive en el siglo XXI, y todo el mundo de la mitología grecolatina se ha lavado la cara. De hecho, los acontecimientos suceden en Estados Unidos, que carece de mitología heroíca, aunque no de mitos. Y no estoy hablando de los de los nativos americanos, sino de los de los colonos blancos.
Los lotófagos controlan un casino en Las Vegas, Medusa tiene una tienda de estatuas, la Hidra descansa en un panteón militar, el Olimpo ya no está en el Olimpo, sino en la Sala de Juntas del Empire State...Si Harry Potter bebe de la mitología germánica y del new age, Percy Jackson bebe de los clasicos del Mediterránio. Y lo hace en pleno territorio de los mitos germánicos. Lo bueno es que después de esto, muchos adolescentes irán a las librerías a leer las novelas de la saga juvenil. Y algunos se interesarán por las fuentes.
No es que a los adolescentes les aburra el mundo de sus ancestros. Es que no hemos sabido adaptar la emoción de la épica, los códigos ancestrales a su propio sentido de la épica. Cosa que logra esta cinta.

Para ver:
https://www.youtube.com/watch?v=FuoCuGSorRI 

No hay comentarios:

Publicar un comentario