viernes, 10 de junio de 2016

Trumbo, de Jay Roach.

Durante los años 30 América estaba empeñada en la lucha contra el fascismo, aunque a regañadientes. Muchos estadounidenses se habían integrado en las filas del Partido Comunista. Veían sus recetas como una manera de combatir los destrozos de la Gran Depresión. Desde Hollywood se hacían películas de propaganda y se enviaban ambulancias equipadas con lo mejor a la Guerra Civil Española.
En 1949 se perseguía a los comunistas. ¿Qué pasó? Estados Unidos es una de esas sociedades grandes y multiculturales donde se necesita un enemigo común para mantenerse cohexionadas. La gran mayoría lo vive como algo normal, pero no lo es. Es la peor patología social.
Hollywood había sido desde siempre un bastion de la izquerda y periodistas de cine como Hedda Hooper (Helen Mirren), actores como Ronald Reagan y John Wayne, o futuros políticos crearon en 1949 el Comité de Actividades Antiaméricanas, presididos por el senador Mc Carthy, y con el futuro presidente Richard Nixon como vicepresidente de la Organización.
Dalton Trumbo (Bryan Cranston) es uno de los guionistas mejor pagados de Hollywood. Ha dirigido incluso éxitos como JOHNNIE COGIÓ SU FUSIL. Pero es un comunista convencido. Ha estado en la Segunda Guerra Mundial como periodista y sabe de qué está hablando, a diferencia de muchos de los que le acosan, que unicamente han rodado películas de propaganda en la seguridad de los estudios.
Va a la carcel por negarse a denunciar a otros, con diez de sus colegas. Ve como muchos de los "comunistas" de Hollywood pierden a sus familias o se suicidan. ¿De veras es tan bueno un Comité que hace que los americanos se denuncien entre ellos, divide a la sociedad y crea fricciones donde antes no las había?
Trumbo decide esribir películas de serie B con seudónimo. De hecho escribe el guión de una tan buena, EL BRAVO (1956), sobre un niño mexicano y su toro de lidia, que recibe un Oscar. No podrá recogerlo hasta 1975. También le dan un Oscar que firmó con el nombre de un amigo, la comedia romántica VACACIONES EN ROMA.
Este ostracismo se acaba cuando Kirk Douglas le trae en 1959 un guión sobre el líder de la revuelta de esclavos Espartaco. Otto Preminger. un director muy reconocido, le encarga que adapte lanovela de León Uris EXODUS, sobre el nacimiento del Estado de Israel. El nombre de Dalton Trumbo figurará en los créditos. De esta manera Holywood declara la guerra al Comité de Actividades Antiamericanas. No solo ha demostrado su inutilidad política, sino que estorba con sus intromisiones el buen  funcionamiento de los estudios.
El Comité no se disolverá hasta 1975. Es una victoria efímera para Dalton Trumbo, que fallecerá en 1976.

Para ver:
https://www.youtube.com/watch?v=FwF1Ib6vXqI 

No hay comentarios:

Publicar un comentario