sábado, 2 de julio de 2016

Buscando a Dory.

Cuando haces la secuela de una película de animación tan exitosa como lo fue en su día BUSCANDO A NEMO, tienes que procurar que los personajes se vean metidos de lleno en nuevas situaciones y desarrollar nuevos personajes. Cambiar las cámaras de sitio.
Dory es la hembra de pez cirujano compañera del pez payaso Marlin. Tiene problemas de memoria a corto plazo. Se ha pasado la vida buscando a sus padres, unos peces de exposición marina. Así que Dory, Nemo y Marlin atravesarán el océano Pacífico y se colarán en un centro de interpretación de animales marinos. Contarán con la ayuda de Hank, un pulpo escapista, que no desea regresar al mar, de dos simpáticos leones marinos, de Destiny, un tiburón ballena hembra con mala vista, y de Bailey, una ballena beluga con problemas de autoestima.
La película es muy triste, pese a que Dory recupera a sus padres, pero supongo que prepara a los niños para los momentos difíciles de sus vidas. Les adcierte que ciertas cosas "pueden pasar", y que de hecho, pasan.
También pueden despertar el interés por la vida marina y crear vocaciones de biólogos marinos o de oceanógrafos, por lo que no es mala idea llevar a nuestros hijos a verla.

PARA VER:
https://www.youtube.com/watch?v=5Z_tMWAFTyg 

No hay comentarios:

Publicar un comentario