viernes, 1 de julio de 2016

"GUERNIKA", de Koldo Serra.

El 9 de septiembre se estrena esta película. Es una historia de amor y guerra al estilo de EL PACIENTE INGLÉS. Henry (James DÁrcy) es un corresponsal de guerra británico, atrapado en un triángulo amoroso entre Teresa (María Valverde), una censora republicana, y el supervisor de esta, Vasyl Mitkievitch (Jack Davemport), un periodista y comisario político soviético.
Henry es un tipo desencantado con la profesión, casi apolítico. El amor por Teresa despertará sus pasiones políticas, que hasta el momento del bombardeo de la población vasca, de 7000 habitantes, habían permanecido dormidas.
La película también incide en la lucha propagandística por parte del bando republicano y la utilización de esta que utilizó para sus fines Stalin, el villano que nunca parece en la película pero estña siempre presente en todo lo que es obligado a hacer Vasyl por el cónsul soviético en Bilbao.

El bombardeo de Guernika fue acometida por la Legión Condor. Participaron aviones bombarderos JU- 52, bombarderos Heinkel HE 111, aviones Dornier DO- 17 italianos, así como cazas Savoia S-79. Las escuadrillas da caza italianas - un  Dornier DO-17 y tres Savoia S-79- bombardearon los accesos a la población para evitar que las tropas nacionales se retiraran.
El sistema de señales de los habitantes de Guernika funcionó. El vigilante de la cumbre del monte Kosnoaga hizo las señales de rigor con dos banderas rojas cuando divisó el avión de reconocimiento alemán, llamado por los republicanos como "el chivato". Un segundo vigilante en lo alto de la iglesia de San Juan percibió la señal y tocó a rebato.
El 70 por ciento de los edificios fue arrasado por las bombas incendiarias de los Ju- 52. Aunque el hispanista británico Hugh Thomas habla de 1600 vidas de civiles inocentes segadas, la historiografía local dice que solo murieron entre 120 y 300 personas.
Mola había ordenado, como una atención especial a los elementos carlistas y conservadores de las tropas nacionales, no considerar como un objetivo la Casa de Juntas o el Árbol de Guernika, simbolo de las libertades regionales de Vizcaya.
El puente, de 15 metros de largo, excusa para la matanza, no fue alcanzado, así como ningún objetivo militar en la jornada del 26 de abril de 1937. Franco dijo a los periodistas situados en zona nacional que no había elementos extranjeros en sus Fuerzas Aéreas y que todo había sido una maniobra de tierra quemada por parte de las tropas republicanas. El periodista británico George Steer fotografió una carcasa de bomba sin estallar, con gran riesgo de su vida, para demostrar que era de fabricación alemana. Pero la versión de la estrategia de tierra quemada prevaleció en España hasta la Transición (1973-1981).

PARA VER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario