sábado, 1 de abril de 2017

CANTÁBRICO, un documental sobre la fauna del norte de España.

Nota: el documental habla de todas las criaturas queviven en las montañas boscosas del norte de España, como los urogallos, los ciervos, los lirones caretos, y por supuesto, los osos, en los que vamos a centrarnos en la siguiente entrada.

El oso pardo español está de vuelta: nacen más crías que nunca. No ha sido fácil. Lo demuestra un documental que se adentra en la Cordillera Cantábrica y enseña la intimidad de este gigante que ha estado a punto de desaparecer.

El camarógrafo olvidó el frío que hacía dentro de su escondite. Lo que estaba grabando hacía que el sacrificio y las molestías valiesen la pena. A través de su cámara, armada con un potente teleobjetivo, Joaquín Gutierrez Acha enfocó a la principal protagonista de su documental de cine: una joven osa parda acompañada de sus tres oseznos. La osa estaba lejos y se alejaba todavía más. ¿Presentía la presencia del humano?
Entre 260 y 290 osos pardos viven en la cordillera más occidental de Europa. La cifra no es para brindar con champán, pero es el fruto de años de esfuero por parte de los conservacionistas. Durante siglos, los ganaderos lo han considerado un enemigo y han organizado batidas que han reducido su territorio a Asturias, Galicia, y el norte de León. La población autóctona de los Pirineos fue exterminada por lo granjeros vasco franceses y han sido susituidos por 40 osos eslovenos. Es la oriental una población con grandes problemas de consanguinidad.
El pistoletazo de salida del conservacionismo en España fue la campaña que el naturalista Félix Rodriguez de la Fuente realizó en favor del oso. Las autoridades prohibieron su caza en 1973. Por desgracia, la conservación del oso puede morir de éxito. Los agricultores quieren talar más árboles y roturar más tierras. Los turistas quieren pagar porque un rastreador del FAPAS les lleve a verlos, por lo que los osos pardos también les ven y les pierden el miedo. La propia territorialidad de los osos provoca conflicto con granjeros y apicultores, que se encuentran destrozados sus frutales y diezmadas sus colmenas.

Las osas cuidan de camadas de uno a tres oseznos. Los ositos pardos son idependientes durante un periodo de 16 a 18 meses. Eso determina, que, como mucho, las osas parirán una camada cada dos años. Las hembras gastan mucha energía adiestrando a los ositos y manteniéndoles apartados de los machos, capaces de matarlos para que la osa entre en celo de nuevo.
Las hembras se aparean con varios machos alternativamente durante el mismo periodo de celo, por lo que los machos no saben si los oseznos son suyos o de otros, por lo que los infanticidios son más raros que entre los osos grizzlys de Alaska.
Tambión los biólogos genetistas nos aseguran que tienen pruebas del contacto entre los osos pardos del Pirineo y los osos pardos asturianos, por lo que el problema de la consangüinidad de la población oriental puede verse aliviado.

PARA VER:
CANTÁBRICO. LOS DOMINIOS DEL OSO PARDO. Dirigida y guionizada por Joaquín Gutierrez Acha. Wanda Producciones. 2017.
https://www.youtube.com/watch?v=7I5urHr43o0 

No hay comentarios:

Publicar un comentario