sábado, 10 de junio de 2017

Waterworld. (1995)

Hace tiempo que no hablo de ciencia ficción en mi página, así que hablaré de esta cinta sobre un futuro postapocalíptico. En algún momento del futuro se han secado los polos y el nivel del agua ha crecido 200 metros inundando el planeta.
Los supervivientes se han agrupado en atolones, comunidades donde comercian y cultivan. Unos pocos recorren el mar en pequeños catamaranes que recuerdan a los de los navegantes polinesios. Mariner (Kevin Costner) es uno de ellos. Es un mutante con membranas entre los dedos de los pies lo que le permite nadar a una velocidades fabulosas. También tiene branquias que le permiten respirar bajo el agua. En uno de los atolones donde se para a beber un licor fermentado llamado hydro y a comerciar se encuentra con Helen (Jeanne Tripplehorn), una mujer al cargo de una niña llamada Enola. 
La chiquilla tiene un extraño tatuaje en la espalda acerca de la Tierra Seca, el único lugar del planeta que no está cubierto por las aguas. Mariner tendrá que navegar hacia allí, huyendo del Diacono (Dennis Hopper), el histriónico líder de los Smokers, unos piratas y esclavistas que usan lanchas rápidas, ametralladoras e hidroaviones.

Nota:

Con una subida de 200 metros sobre el nivel del mar quedarían todavía continentes "secos". Madrid está a 600 metros por encima del nivel del mar, por ejemplo.

Los Smokers adoran a Joe Hazelwood, el capitán del Exxon Valdez, un carguero que causó la peor catástrofe medioambiental de finales de la década de 1990.

¿De dónde sacan el material para fabricar cigarrillos los Smokers, o el petroleo para sus máquinas? ¿Cómo es que nunca se les acaba la munición? Luego lo que veo es que manejan el oxidado carguero como si fuera una galera de guerra. Aquí ya es cuando no entiendo nada.

Para ver:
El trailer de esta película de aventuras.
https://www.youtube.com/watch?v=NpKbULrB9Z8

No hay comentarios:

Publicar un comentario