sábado, 8 de julio de 2017

GARTXOT (2011)

Esta pequeña joya de la animación vasca nos lleva a las leyendas del pueblo de Izalzu, en Navarra. En 1109 Gartxot es un collazo, un siervo de la gleba, que se gana el sustento guiando a los peregrinos por el desfiladero de Orreaga (Roncesvalles). También se gana la vida como juglar, y su día más feliz es cuando cantó en vascuence delante del rey de Navarra.
El problema es que han llegado unos frayles francos procedentes de Conques a la abadía de San Salvador de Ibañeta, que no hablan ni una palabra de vascuence, y de hecho ninguna lengua vulgar, y quieren que Mikelot, el hijo de Gartxot, bendecido por una hermosa voz, se convierta en un monje cantor. Como Gartxot sabe bien que entregar un hijo a la Iglesia es perderlo, le ayuda a escapar con la ayuda de los vecinos de Izilza y huye con él a los montes, aprovechando su nueva posición de hobre libre.
Al cabo de unos meses, el merino localiza a los fugitivos, y Gartxot, que ha jurado a su hijo que no volverá al monasterio donde tan mal le tratan, le llena la boca de tierra y lo mata. El rey de Navarra le conmuta la pena de muerte por una de emparedamiento en Aizkorreta, donde una combinación de frío invernal y hambre lo matan, porque después de su crimen se niega a comer lo que le traen los buenos vecinos de Izulza. Es 1110.

Esta cinta ahonda en lo importante que es respetar las señas de identidad de los pueblos. No podemos juzgar sin conocer, como hacen los monjes de la abadía de San Salvador de Ibañeta en la cinta. La reacción del abad contra Mikelot está matizada por la versión que esas canciones juglarescas dan de la batalla de Orreaga de 778, donde se muestra a Carlomagno como un asesino durante el asedio a Pamplona y a Roldán como un niñato inconsciente que muere en una emboscada muy rudimentaria de los vascones. Él prefiere escribir una crónica diciendo que el ejército de Carlomagno fue derrotado en batalla abierta contra tropas musulmanas.
También aparece Aymeric de Picaud, el autor del Codex Calistinus, la guía de viajes del Camino de Santiago. Uno que escribe que los vascones son gente sucia, que no tiene nada mejor que hacer que envenenar los ríos y las fuentes de los que beben los peregrinos y sus bestias de tiro.

PARA VER:
Esta película de animación despertó tan gran interés que se exhibió en salas de cine de Madrid y Barcelona. Hay interés por lo vasco. La música la pone el cantautor Benito Lertxundi. Trailer en vascuence, sin subtítulos.
https://www.youtube.com/watch?v=6nI50SHwHCQ

No hay comentarios:

Publicar un comentario