lunes, 2 de octubre de 2017

La Operación Ultramar Sur.

Dos submarinos nazis se rindieron en Argentina tras la capitulación alemana. Al primero, el U-530, le faltaba un bote. El -977 tenía 16 plazas libres. ¿Habían desembarcad los jerarcas nazis en las costas del Mar del Plata.


Todo el mundo cree saber que Hitler permaneció casi hasta el final de la batalla de Berlín en el búnker de la Cancillería, donde se pegó un tiro, incapaz de asumir la derrota, junto a su esposa, Eva Braun.

Pero el mariscal de camposoviético Georgi Zhukov afirma que no se encontraron los cadáveres. Zhukov especuló con que Hiter hubiese logrado escapar de Berlín. Los servicios de Inteligencia rusos hablaban en sus informes de un submarino que se hizo a la mar desde Hamburgo con una mujer entre sus tripulantes.

Unas semanas después,el 22 de mayo, mientras transcurrían las últimas horas del Gobierno Provisional del almirante Karl DÖnitz, sucesor del Führer, el jefe de Estado Mayor de la Armada argentina, Héctor Vernengo Lima, enviaba un comunicado a su superior, Hertor Tessaire, ministro de Marina, comunicando que varios submarinos alemanes estaban cruzando el Atlántico.

El 26 de junio de 1945, la Jefatura de Policía de la Provincia de Buenos Aires informó de que un submarino alemán había sido visto en las costas de Argentina. Desembarcaron de él una pareja - hombre y mujer- en un bote de goma. Fueron recibidos en tierra por un ciudadano alemán que los trasladó a una estancia cercana.

Un informe presentado ante Edgar Hoover titulado POSIBLE VUELO DE HITLER A LA ARGENTINA afirmaba que el fuhrer podría encontrarse en una estancia propiadead del conde de Luxburg, relaciones públicas de los servicios de Inteligencia alemanes en Sudamérica desde la Primera Guerra Mundial.

ULTRAMAR SUR, LA ÚLTIMA OPERACIÓN SECRETA DEL TERCER REICH es el título de una investigación de dos peiodistas argentinos, Juan Salinas y Carlos de Napoli, que documentan la rendición de dos U Boat alemanes a la Armada argentina. Los periodistas pudieron cceder a toda la información referente a los interrogatorios por las autoridades navales de Argentina pero no a los documentos al respecto de la Inteligencia británica y estadounidense, habiendo de por medio una red bastante organizada que pudo haber permitido escapar de su justo castigo a jerarcas nazis de segunda categoría. En el momento de salir este reportaje en EL SEMANAL se especulaba con la fuga de Martin Bormann a Argentina, pero en estos años ha aparecido su cadáver. Los artilleros rusos no le dieron opción de salir de Berlín a bordo de un Panzer, ya a la desesperada. Sí escaparon Mengele - que llegó a ser ginecólogo de Eva Perón-, Priebke, uno de los responsables de la matanza de las Fosas Ardeatinas en 1944, y Eichmann, el jefe de aprovisionamiento de productos químicos del sistema de campos de concentración.

El primer submarino que se entregó fue el U-530, comandado por un oficial de 25 años. La tripulación era de 53 hombres, todos indocumentados. Al submarino le faltaba un bote muy parecido a uno que apareció abandonado unos días después en la playa de Necochea. La Armada argendina quería apoderarse del submarino e incluso se tomaron fotografías de la bandera albiceleste en la antena de comunicaciones, pero Estados Unidos y Gran Bretaña exigieron la entrega de la tripulación y el sumergible.

El 27 de julio es avistado el U-977. Ante la denuncia de varios vecinos la Policía salió en busca de indicios. Encontraron a un ciudadano alemán haciendo señas a una embarcación. Fue arrestado. Una vez en comisaría confesó que estaba haciendo señas a un submarino y que iban adesembarcar personas muy importantes. La Policía volvió a ese tramo de costa y encontró huellas de pisadas que conducían a una estancia. Una vez llamaron a la puerta, los policías fueron recibidos por hombres qe hablaban alemán entre ellos, armador con metralletas. Les dijeron a los policías argentinos que no volvieran sin una orden de registro firmada por un juez. Varias horas después, el Jefe de la Policía Provincial llemó a la Jefatura de Policía de Buenos Aires diciendo a los comisarios de la región que olvidasen el asunto y no se acercasen a la estancia.

Los marineros del U-977 entregaron el submarino y fueron entregados a las autoridades aliadas, que los acusaron de colaborar en la supuesta fuga de Hitler y su esposa. Fueron liberador en 1947. A día de hoy, no se sabe quién desembarcó el 27 de julio. Los documentos sobre la Operación Ultramar- Sur se desclasificarán en 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario