domingo, 15 de octubre de 2017

La vida de los otros.(2006)

El 19 de diciembre de 1989 se anunciaba la disolución de la Stasi, el Ministerio de Seguridad de la Rda, na de las máquinas de represión más sofisticadas de la historia de Europa. "El KGB es brutal pero la Stasi es absolutamente perfecta",decían los agentes de Policía en la RDA.

Tras la Segunda Guerra Mundial las cuatro potencias vencedoras - Estados Unidos,Francia, Gran Bretaña y la Unión Soviética - ocupan Alemania y se reparten las zonas de influencia. Implantaron su propio sistema político en su respectivas zonas.. Las acciones de represión contra antiguos funcionarios y jefes regionales del Partido Nazi (Galeuters) en la zona asignada a la Unión Soviética corrió de la mano de una institución conocida como el Kommisariat-5 (K-5).

Estructurado con un organigrama similar al del NKVD ( que pasaría a ser conocido como KGB tras la muerte de Stalin). el K-5 no tardó en ampliar sus intereses. De repente ya no le interesaba desnazificar Alemania sino perseguir disidentes, es decir, desde empresarios reacios a nacionalizar sus empresas, a ciudadanos de a pie que se quejaban de que los Guardias Rojos se presentasen en su casa a confiscar cosas por las buenas. También les interesaban los militantes del Partido Socialdemócrata que no querían fusionarse con formaciones políticas comunistas y formar de este modo el Partido Socialista Unificado de Alemania, cuya creación se decidió en la primavera de 1946.
La RDA se proclama oficialmente el 7 de octubre de 1949. El primer líder de la Stasi es el antiguo miembro de las Brigadas Internacionales Wilhelm Zaisser.

En el curso de sus primeros años la Stasi experimento un auge espectacular. De 1000 empleados en 1950, pasó a tener 10.000 en 1956. Fue la época de las torturas físicas, el encarcelamiento de disidentes o adversarios políticos de los jerarcas comunistas en la prisión de Hohenschöhausen en condiciones de hacinamiento y aislamiento del mundo exterior total. Había 17 centros de detención e interrogatorio como este por toda la RDA. Las celdas eran frías y húmedas y estaban montadas en la antigua cantina de un búnker. Llamaban al complejo "el submarino". El secretismo de los interrogatorios y el hecho de que los disidentes desaparecían durante largos periodos, así como el acceso prohíbido a Hohenschönhausen a cualquiera que no perteneciera a la Stasi llenaban de pesadillas las noches de los ciudadanos de la RDA. ¿Seré lo suficientemente bueno para el Estado?
En los años 60 las detenciones de opositores se vuelven menos frecuentes y la Stasi se transforma, en palabras del historiador Emmanuel Droit, en "una agencia de vigilancia cuyo objetivo es contribuir a la autodisciplina de las nuevas generaciones".

El responsable de este cambio es Erich Miecke, otro veterano de la Guerra Civil Española. Se mantuvo a la cabeza de la Policía Política hasta 1989. Si en 1971 tiene 51.000 empleados en 1989 tiene 91.000. También pagan pequeñas retribuciones a "colaboradores oficiales". Lo de oficiales es un eufemismo porque la misión de estos civiles es informar de lo que dicen, visten o se sale de común de sus compañeros de trabajo, vecinos y familiares. Estaban en todos los estamentos e instituciones oficiales. Del 10 al 20 por ciento del Ejército o la Policía criminal reciben "mordidas" por delatar a sus compañeros o jefes.

Podemos señalar a Günter, un adolescente de instituto encargado de informar de si sus compañeros leían comics de origen estadounidense o llevaban relojes más caros de lo que les correspondía por estamento oficial. Entre 1964 y 1966 informó de lo que leían sus compañeros de instituto, la música que escuchaban, los temas de conversación y lugares de encuentro, según el historiador Emmanuel Droit.

Todo este aparato policial, este Gran Hermano de la vida real, se vino abajo,porque no pudieron controlar lo que pasaba al otro lado del Muro de Berlín, ni aceptar el glasnot y la perestroika de Mikhail Gorbachov, el tipo que hizo reformas aperturistas en el bloque sovietico para que todo no se viniera abajo en medio de un estallido.

Incluso los "colaboradores oficiales" estaban mejor renumerados con sus sobornos que los agentes de Markus Wolf, ocupados de labores de espionaje importantes como capturar con sus redes de espías agentes del bloque capitalista.



Sobre la película LA VIDA DE LOS OTROS:
https://www.youtube.com/watch?v=eiFlAH02A4g



1984. La Stasi cuenta con 100.000 agentes y 200.000 informantes. Gerd Wiesel (Ulrich Mühe) es uno de los mejores interrogadores, un diletante de la psicología aplicada, capaz de hacer desmoronar a un disidente haciendo lo mínimo.

El ministro Hemph se ha enamorado de una joven actriz de teatro, Christa-María Sieland (Martina Gédeck), pero hay un problema. Está casada con el poeta Georg Dreyman (Sebastian Koch), uno de los fetiches del teatro de Alemania del Este. Es complicado quitar de en medio a un hombre que se atiene a las normas de censura. Hemph encarga a Wiesel que le llene la casa de micrófonos. Wiesel escucha los avatares de una pareja normal, con sus disputas, sus miedos, su amor... Algo que Wiesel no tiene, y que llega a desear proteger.

La excusa para una detención podría llegar por un artículo sobre la alta tasa de suicidios en la RDA publicado por Dreyman, tras la muerte de un compañero escritor a los que los censores habían prohibido trabajar. El texto es publicado en el mundo libre, la RFA. La Stasi busca la máquina de escribir sin éxito, gracias a la oportuna colaboración de Wiesel, a pesar de que todas estas máquinas están registradas en un archivo.

Hemph sospecha de Wiesel, le obliga a interrogar a Christa- María, y después lo degrada a un puesto burocrático irrelevante. La tragedia y la redención están servidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario