miércoles, 1 de agosto de 2018

MURER; EL CARNICERO DE VILNIUS, de Christian Frosch.

Esta película nos hace retroceder a 1963, a uno de los juicios más vergonzosos de la Historia del siglo XX. Aquel en que se absolvió de toda culpa al criminal de guerra Franz Murer, responsable de las atrocidades cometidas en el gettho de Vilnius entre 1941 y 1942.

Franz Murer redució drásticamente la población del ghetto de 80.000 personas a solo unas 600. Es famoso por visitar los talleres fabriles del ghetto, ordenar a los trabajadores judíos que se tumbasen en el suelo y ladrasen para él. Decretó que los bebes serían responsables del crimen de nacer en el ghetto y lo pagarían con sus vidas.

Las autoridades de la República Socialista Soviética de Lituania capturaron tras la guerra a semejante personaje y lo condenaron a 25 años de trabajos forzados, de los que solo cumplió 10, porque un Tratado con la Unión Soviética de 1955 le repatriaba a Austria, donde dirigía una empresa de productos agrícolas en Graz.

Simon Wiesenthal, el famoso cazador de nazis, lleva a Murer ante los tribunales en 1963. Los juicios se convirtieron en un carnaval. Los fiscales permitieron a Murer ridiculizar a todos los testigos y le absolvieron de toda culpa tras diez días de juicio farsa. La película es una muestra de cómo las necesidades políticas del momento, las de negar toda colaboración del Gobierno austriaco con el alemán en el Holocausto y la política del Eje durante el periodo de la Anexión, se volvieron más importantes que hacer justicia.

En la película los abogados asesoran a Murer. Le dicen que no use una chaqueta con botonadura "porque recuerda a los uniformes militares. Una chaqueta raída evoca los valores tradicionales de los trabajadores de Graz". O que no dude en insultar a los niños judíos ante sus padres supervivientes, "para desbaratar una maliciosa artimaña propagandística de la Fiscalía".

Para ver:
El trailer en alemán sin subtítulos.
https://www.youtube.com/watch?v=M_KyYWphIXw

"Los austriacos son muy listos. Han convencido a todo el mundo de que Mozart es austriaco y Hitler, alemán"

Billy Wilder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario