miércoles, 22 de abril de 2009

Mutis al natural.Ciencia y arte en el Reino de Nueva Granada.



Esta exposición, organizada por el Jardín Botánico de Madrid, exhibe 160 piezas, entre láminas, objetos y documentos originales acerca de la labor de este botánico gaditano de la época de la Ilustración.



José Celestino Mutis nació en Cádiz en 6 de abril de 1732. En aquella época, la ciudad era, junto con el puerto gallego de El Ferrol, una de las bases de la Armada española, y la antesala a las riquezas del Nuevo Mundo. Estudia cirugía y medicina en el Colegio de San Fernando de Cádiz y se licencia en Medicina por la Universidad de Sevilla. En 1760 embarca para el Reino de Nueva Granada como médico personal del Virrey Pedro Messia de la Cerda.



Mutis era un médico ilustrado que creía en las teorías heliocentristas de Copérnico ( la Tierra gira alrededor del Sol) y en las doctrinas físicas del nuevo gurú de la ciencia, Isaac Newton. Vive en una sociedad que quiere saber por el simple placer de saber y establecer teorías filosóficas racionales. Cook explora el Pacífico, Diderot y D´Alembert dirigen la confección de la Enciclopedia, y Voltaire pone a prueba la paciencia de las autoridades civiles y religiosas con sus cuentos filosóficos. Todos ellos buscan sus fuentes energéticas en el mundo vegetal. Incluso Rousseau difunde el mito del buen salvaje y recomienda el regreso a la naturaleza.



Mutis contribuye a este panorama con su monografía "El arcano de la quina" donde describe las peripecias de la Real Expedición del Virreinato de Nueva Granada ( actual Colombia). Esta expedición contó con la participación de Sinforoso Mutis, Jorge Tadeo Lozano, Enrique Umaña y Francisco José de Caldas. Todos ellos eran europeos y apoyaban la independencia de América. Mutis fue miembro de la Real Expedición desde 1760 hasta su muerte el 11 de septiembre de 1808.



Tras la muerte de Mutis, la expedición botánica sobrevivió con dificultades. Con la llegada de Pablo Morillo "El Pacificador" a Bogotá, en 1816, fue clausurada, y se envió a Madrid todo el material.









  • Herbario, con 20000 ejemplares.


  • 12 álbumes de dibujos y un manuscrito.


  • Semillas, muestras de madera, minerales y dibujos de animales.
Las cajas se abrieron en 1817, en presencia del rey Fernando VII.
La colección de dibujos se compone de 5193 láminas botánicas y 1001 despieces florales de frutos y semillas. Están representado el 5,4 por ciento de la flora colombiana, calculada en 40000 especies.
Las actividades de la Real expedición se desarrollaron entre el altiplano de Tolima hasta Cundinamarca, pasando por la falla Arcabuco- San Miguel o la Sabana de Bogotá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario