viernes, 18 de marzo de 2011

800 balas





Sancho Gracia y su disfuncional banda de forajidos.
Alex de la Iglesia está en un poblado del Oeste donde un grupo de especialistas representan una obra teatral para lucir sus habilidades. De repente, unas filas más adelante, el bebé de unas de las espectadoras rompe a llorar. Los duros vaqueros dejan lo que están haciendo, y, con la mayor ternura del mundo, se ponen a hacer carantoñas para tranquilizar al niño.
Esta escena saldría después eln la película 800 balas, un homenaje a los especialistas de cine, y a la época en que los españoles eran los más cotizados para rodar los spaguetty western de Sergio Leone, en Almería.
Quiero hacer un inciso aquí para recalcar el mérito que tuvo el protagonista, Sancho Gracia, a la hora de rodar su papel. Había sobrevivido a un cáncer, y se le acababa de extraer un pulmón. Aún así, insisitió en rodar todas las escenas de acción personelmente, de tal forma, que De La Iglesia tuvo que recordarle que sin él no había película.
De hecho, esto pone a gracia codo con codo con el artista de las artes marciales Jackie Chan, que también insisite en que no se le doble cuando tiene que hacer trucos de acción y hasta tiene materiales patentados.

Para ver:

No hay comentarios:

Publicar un comentario