martes, 15 de marzo de 2011

Crimen Ferpecto.


!He visto la luz! Las entradas sobre la filmografía de Alex de la Iglesia tienen éxito en el sitio donde trabajo, sobre todo para mi jefe. Así que le proporciono el correspondiente comentario a otra de las películas destacadas del director bilbaíno y antiguo estudiante de la Universidad de Deusto.


"Crimen ferpecto" es la parodia perfecta de la sociedad de consumo, personificada por Rafael (Guillermo Toledo), un auténtico fashion victim. Rafael trabaja como vendedor de ropa en unos grandes almacenes de Madrid, compadeciendo a sus compañeros de la planta, a los cuales en el fondo desprecia. Tiene una afición. Se queda por la noche en la planta con sus compañeras de la sección de moda femenina, previamente seducidas por su labia de vendedor. Es un tipo que odia la palabra compromiso, que disfruta imaginando que lo tiene todo, porque es incapaz de optar por nada.


Los problemas de Rafael empiezan cuando mata a su nuevo jefe de planta tras una discusión. Esconde el cadáver, pero alguien lo ha visto: Lourdes, la única empleada que Rafael no ha tratado de seducir a causa de su fealdad. (Vosotros me contradiciréis, pero yo no creo que Mónica Cervera sea fea).


Rafael terminará chantajeado, cosificado, y en medio de una relación de pareja a una banda de la que no sabe bien como escapar.


Esta película nos anuncia con humor en manos de quien está realmente el mundo. No de los guapos con abdominales de gimnasio, o de las modelos de piernas kilométricas y pechos turgentes, sino de los feos. A los feos nadie les ha prometido nada, y todo les cuesta el doble. Los feos convierten la mediocridad en un arma mortífera y la usan contra el mundo de pastel de los aspirantes a Rafael, incapaces de querer algo más allá del deseo inmediato. Y eso el personaje interpretado por Guillermo Toledo lo aprenderá a su propia costa.

Para ver:
El trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario